Clinton: "Lo peor de la crisis pasó"

El ex presidente de EE.UU. dio una conferencia, almorzó con empresarios y cenó con los Kirchner
Lejos de Olivos, en el restaurante La Cabaña, ubicado en la calle Rodríguez Peña, el matrimonio presidencial cenaba anoche con el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton. Fue la última actividad de la visita por un día del líder demócrata, que brindó una conferencia y almorzó con empresarios argentinos.

Clinton dijo que "lo peor" de la crisis global "parece haber pasado", aunque dijo que nadie puede vaticinar cuándo exactamente terminará la debacle económica. "Siempre me preguntan cuándo va a terminar la crisis. La crisis actual va a terminar el 8 de noviembre a las tres y media de la tarde. Ustedes se ríen y esto demuestra cuán ridícula es mi respuesta", bromeó Clinton durante la conferencia que brindó ayer por la tarde.

"Nadie sabe cuándo va a terminar esta crisis, pues hay demasiadas variables, depende mucho de lo que hagan los países, cómo trabajan en conjunto y cuáles son las consecuencias no intencionadas que va a sufrir el mundo", dijo el ex mandatario norteamericano, que hasta hoy goza de elevados niveles de popularidad en su país. Clinton vino a la Argentina para promocionar su fundación, Clinton Global Initiative.

El dos veces presidente de Estados Unidos dijo en dos ocasiones que, en lo que hace a la crisis, "lo peor parece haber pasado", aunque se preocupó por señalar que desaparecieron "en tres meses 3000 millones de dólares de riqueza".

"En América Central y del Sur, que son vecinos de Estados Unidos, hay un gran intento por recuperar esta situación", aseguró y alentó a los "países a trabajar en conjunto". Al respecto, confió que intentó "sin éxito" convencer a su sucesor, George W. Bush, para que "fuera amigo" del gobierno argentino.

Clinton brindó su conferencia ante miles de empresarios y personalidades de la política en el Hotel Hilton, ubicado en Puerto Madero. Concurrieron, entre otros, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, las candidatas a diputado Gabriela Michetti y Nacha Guevara, el rabino Sergio Bergman, el sacerdote Guillermo Marcó, el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti, su antecesor, Luciano Miguens (actual dirigente de Pro), y el músico Charly Alberti.

Almuerzo

"Es un honor volver a la Argentina", comenzó su exposición el ex mandatario norteamericano. Antes de su ponencia, Clinton almorzó con empresarios y el embajador de su país en la Argentina, Earl Anthony Wayne, en lo que probablemente haya sido una de sus últimas actividades en este país antes de partir hacia Afganistán, su próximo destino.

"Fue un encuentro sumamente agradable y amistoso. Clinton dio su visión de la política internacional y de la crisis que sufren los países", dijo a la agencia estatal Télam el presidente del Grupo Petersen, Enrique Eskenazi, uno de los selectos invitados al almuerzo que Clinton y Wayne mantuvieron con empresarios locales ayer, en el octavo piso del Hilton.

Según Eskenazi, Clinton expresó una "percepción optimista de los hechos que vienen en el futuro, en relación con la crisis económica mundial; dijo que se están tomando medidas en Estados Unidos y Europa que van a mejorar la situación".

Comentá la nota