En un clima de tensión, juran los diputados electos: los del PJ La Pampa votarán junto al oficialismo

Los 127 diputados nacionales electos en los comicios del 28 de junio, entre ellos los pampeanos María Cristina Regazzoli, Roberto Robledo y Ulises Forte, jurarán este jueves, en una sesión preparatoria del cuerpo que viene precedida con mucha tensión: la pelea entre opositores y oficialistas por la elección de las autoridades de la Cámara baja para el próximo período parlamentario.
Los dos legisladores del flamante bloque PJ La Pampa -que se dicen que no serán ni kirchneristas ni disidentes- harán su primera votación junto al oficialista Frente para la Victoria, pudo saber DiarioTextual. ¿Lograrán a cambio que Nación empiece a desembolsar los 400 millones de pesos que adeuda a La Pampa?

La semana pasada juraron los senadores electos: Carlos Verna, María de los Angeles Higonet y Juan Carlos Marino. Ahora es el turno de los diputados. Regazzoli y Robledo irán al nuevo bloque PJ La Pampa y Forte al de la UCR. Se suman a los diputados Adriana García, del bloque PJ Federal, y Federico Kenny, de la UCR.

En la ceremonia, prevista para las 17, jurarán figuras de peso como el ex presidente Néstor Kirchner; la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que volverá a ocupar una banca en la cámara baja y Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente, que encabezó la lista del Acuerdo Cívico y Social en el distrito bonaerense.

Entre los dirigentes que volverán a la cámara baja se encuentran también el ex gobernador bonaerense Felipe Solá; el ex jefe de gabinete, Alfredo Attanasoff, el ex ministro de Carlos Menem, Eduardo Amadeo y la líder del GEN, Margarita Stolbizer.

En cambio, la ex vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti desembarcará por primera vez al Congreso, al igual que la actriz Claudia Rucci, hija del ex líder sindical, José Ignacio Rucci.

Además, llegarán a la cámara baja dirigentes provenientes del campo que, mayoritariamente, se integrarán al bloque del Acuerdo Cívico y Social como Ricardo Buryaile (vicepresidente de CRA); Pablo Orsolini (Frente de Todos, vicepresidente de FAA) y Lucio Aspiazu (Encuentro por Corrientes-ACyS, de la FAA de Corrientes). También, en ese sector se encuentran Juan Francisco Casañas (ACyS, productor sojero); Estela Garnero (Unión por Cordoba, presidenta de la FAA de Río Cuarto) y Ulises Forte (Frepam, vicepresidente de la FAA).

La sesión preparatoria comenzará a las 17 y será presidida, de acuerdo al reglamento de la cámara baja, por el diputado de mayor edad, en este caso la bonaerense del PRO, la conductora Lidia "Pinky" Satragno.

Luego de la jura, los diputados procederán a elegir las autoridades del cuerpo: Presidencia, vicepresidencia primera, segunda y tercera y las distintas secretarías y prosecretarías de la cámara baja.

La falta de un acuerdo previo a la sesión preparatoria -que funcionó tradicionalmente en el país a partir de 1983 entre oficialismo y oposición- para distribuir de los cargos estratégicos de la Cámara, promete que tras la jura de los 127 legisladores, habría un tenso debate en el recinto.

La oposición, unida en una convergencia transitoria que establecieron los bloques del radicalismo, la Coalición Cívica (CC), el socialismo, el Peronismo Federal, Solidaridad e Igualdad (SI), Proyecto Sur, Diálogo por Buenos Aires y otras expresiones minoritarias, insistirán en reclamar para esos sectores las vicepresidencias primera, segunda y tercera de la Cámara.

Además pedirán la mayoría en las comisiones estratégicas como la de Hacienda y Presupuesto y la de Asuntos Constitucionales, y que la cantidad de miembros en cada comisión sea distribuida en proporción a los votos que logró cada fuerza en las últimas elecciones.

Sin embargo, aceptarán que el actual presidente de la Cámara, el kirchnerista Fellner, continúe en el cargo, propuesto por el Frente para la Victoria, que sigue siendo la primera minoría.

No obstante, los opositores advirtieron que si el kirchnerismo no atiende sus reclamos, harán valer el peso del número de sus legisladores para forzar una votación. Dicen contar con cerca de 139 diputados.

Ante ese panorama, Rossi ratificó que peleará hasta "cinco minutos" antes de la sesión para convencer a los diputados de apoyar al kirchnerismo y volvió a acusar a la oposición de planear "un plan desestabilizador".

El kirchnerismo quiere conservar, además de la presidencia del cuerpo para el jujeño Fellner, la vicepresidencia primera, puesto que quien detenta este cargo muchas veces se hace cargo de dirigir la sesiones. También quiere quedarse con la mayoría de los miembros en las comisiones más importantes. En estos puntos no hay acuerdo con la oposición y se espera un dramático desenlace.

Comentá la nota