Un clima raro recibe a Morales

Internas radicales sazonan la visita a Tucumán del titular de la UCR.
Todo parece indicar que previo a los comicios nacionales de octubre la Unión Cívica Radical (UCR) tucumana deberá resolver diversos temas que inquietan hacia adentro. Aunque algunos dirigentes mesuren la situación, un sector reclama la normalización del partido.

Este grupo realizó anoche un acto a las puertas de la sede (Catamarca 851). Allí, Raúl Moreno planteó que el radicalismo levante la bandera de la moralidad administrativa y Esteban Avila refirió la necesidad de que se acelere la normalización del distrito local. Juan Roberto Robles reivindicó la lucha de los jóvenes y Ariel García habló de construir en política “desde abajo hacia arriba, como lo hizo siempre el radicalismo”.

“Saludable”

Julio César Herrera -uno de los tres interventores- afirmó que el estado de la fuerza es saludable y que el presidente de la UCR nacional, Gerardo Morales, está al tanto de la situación local. “Estamos perfectamente; tenemos un legislador provincial, un diputado nacional, un intendente y varios concejales en todo Tucumán que se identificaron con la UCR y con su intervención”, dijo. Según Herrera, en setiembre de 2007 se intervino la convención provincial, con lo que se pudo conformar un frente por el que fue electo José Ignacio García Hamilton para ocupar un escaño en la Cámara Baja.

El dirigente se refirió a “Línea Morada”, el grupo que reclama la normalización. “La mayoría fueron candidatos de otras fuerzas, contra el radicalismo; aquí nos conocemos todos. La intervención seguirá -dijo- hasta setiembre”.

El legislador José Cano se alineó a Herrera en todos sus términos. “Algunos hablan de internas, pero cuando hubo un llamado huyeron hacia otras fuerzas. Respeto la opinión de otros radicales, pero la representatividad de la UCR, los que votó la gente, está dentro del partido”, dijo. Cano no dudó ante la posibilidad de que se llame a elecciones de normalización. “Si se decide que haya internas las habrá”, sostuvo.

“En Línea Morada están mezclados afiliados con expulsados. Lo que piden lo debe resolver el comité nacional”, manifestó el edil capitalino José Luis Avignone.

Hoy llega a Tucumán Morales acompañado por el presidente del Partido Socialista, Rubén Giustiniani. Ambos lanzarán en la provincia la Mesa del Diálogo Político. El mitin será a las 19, en un hotel céntrico. Del acto participarán la Democracia Cristiana, la Coalición Cívica y ruralistas autoconvocados.

Comentá la nota