"El clima preelectoral nacional ya está distorsionando la economía".

Indican que al tener en cuenta las condiciones objetivas el panorama no debería ser grave. Pero que hay situaciones políticas que complican.
"Las condiciones objetivas de la economía no deberían ser tan graves como se observa que evolucionan. El clima preelectoral nacional ya está distorsionando la economía; pero hay datos que la economía internacional está afectando a la nacional de una manera que no es menor", aseguró el economista Castor López en diálogo con LV11.

A lo que explicó que eso se observa en el nivel de las exportaciones, ya que en este primer cuatrimestre son de alrededor de un 30% menores, que las del año pasado.

"Si bien se está tratando de conservar lo que es el superávit comercial, porque cayeron mucho las importaciones y además hay muchas restricciones", comentó. Además consideró que "ésto no va a ser gratuito porque muchos bienes y servicios de Argentina precisan de insumos para importados. Así que ahí se achica lo que ha sido el superávit comercial que teníamos". En ese marco estimó que de un superávit comercial que era más de 13 mil millones de dólares el año pasado, este sea sólo de 8 mil millones.

Por el lado fiscal, el economista local manifestó que muchos de los ingresos públicos estaban sostenidos por impuestos a las exportaciones, sobre el consumo, renta, son todas cuestiones que están cayendo, por lo que el sector público también "siente una baja por la caída de la actividad nacional".

Clima preelectoral

Además destacó "el panorama es complicado, pero como siempre, la política puede ayudarla o empeorarla. Lo que uno ve, por el tenor del debate preelectoral, capaz que la política impacte negativamente en la economía, para lo cual no hay razón objetiva". "Pero el enrarecimiento político no ayuda", por eso "habría que hacer una pauta de amistad cívica entre los candidatos".

Condiciones

"El Estado nacional no tiene capacidad de tomar dinero en el extranjero, ni de los mercados voluntarios de créditos y está recurriendo a lo que se llama un endeudamiento interno", dijo.

La Tesorería nacional, explicó, le entrega letras o títulos al Banco Nación, a la Anses y toma dinero de allí. "Por eso quizás no veamos que crezca la deuda pública, pero si internamente crece la calidad de la deuda pública, lo que se llama un endeudamiento intra sector público", agregó.

Por otro lado, con respecto a la situación del campo, Castor López indicó hay una diferencia entre el gobierno central y el de las provincias. "Hay gobiernos que hacen una política de Estado, las mesas de diálogo y otros que se encapsulan. Queda bien en claro que las formas de gobernar son relevamente para la marcha de la economía", señaló.

Comentá la nota