El clima y la baja de precios complicaron al sector hortícola.

Luego de una serie de efectos negativos sobre los cultivos hortícolas se hace difícil realizar un balance general de la actividad hortícola, dijo Héctor Jaldo, jefe de la Sección Horticultura de la EEAOC.
Agrodiario | 2/1/2009-00:00 hs. | Luego de una serie de efectos negativos sobre los cultivos hortícolas se hace difícil realizar un balance general de la actividad hortícola, dijo Héctor Jaldo, jefe de la Sección Horticultura de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Cololmbres (EEAOC) de la provincia de Tucumán.

“Primero, el incremento de los insumos debido a la suba del petróleo; luego, el fuerte impacto que produjo la helada del 6 de septiembre, que parecía ser lo peor que le podía pasar al sector y, sin embargo, con el correr de los meses este efecto se redujo ante la importancia que tomó la recesión mundial, nacional y local”, explicó. Además, el Gobierno local decretó la emergencia agropecuaria por la helada; está trabajando en medidas de ayuda al productor, dijo Jaldo, que desgranó la situación por sector:

* Papa: Los cultivos estuvieron marcados por un gran incremento de los costos debido al aumento de los agroquímicos. Esto, sumado al efecto de las heladas ocasionó diferencias entre los distintos productores, los cuales, en muchos casos se produjeron a quebranto.

* Frutilla: No solo la helada sino también la prevalencia de las temperaturas bajas hizo que el cultivo no rindiera como se esperaba. Una campaña que apuntaba a terminar con rindes moderados, pero con las ventas comprometidas en un 90 % se vio sacudida por la recesión, con lo cual se suspendieron pedidos externos. La recesión afectó el precio internacional, donde la devaluación del peso, de entre un 8% y un 10% puso en desventaja al productor de frutillas.

* Arándano: Este cultivo fue uno de los más afectados por la helada tardía de septiembre, se produjo un daño del 70 %, y en algunos campos del 100 %. La recesión comenzó 20 días antes de comenzar la cosecha, por lo que hubo una menor de la demanda internacional. Los precios, aún con escasez de frutas, no alcanzaron los niveles del año pasado. Luego, cuando el volumen se hizo importante, la caída de precios fue estrepitosa. Esto sumado a un temporal de 4 días que impidió los tratamientos adecuados contra hongos, hizo finalizar la cosecha un mes antes.

* Pimiento, tomate y otros cultivos: El resto de los cultivos sufrió de una u otra forma las mismas influencias descriptas más arriba.

Comentá la nota