El clima ayudó a controlar algunos focos de incendio

Los brigadistas continúan una denodada lucha contra los incendios forestales en el corazón de la Isla con la merma del viento que permitió controlar dos focos de incendio en la zona de Las Termas y el lago Yehuin. Quedó una guardia y se pudieron volcar mayores recursos en los tres focos de mayor magnitud que persisten en La Correntina, río Valdez y Aguas Blancas.
Cerca de 150 personas continúan afectadas a la labor de extinción de las llamas en el centro de la Isla, a los cuales, en las últimas horas, se han sumado cerca de 30 brigadistas llegados desde El Bolsón y Río Gallegos.

El clima del lunes fue mucho más contemplativo con la labor de los brigadistas, quienes contaron con mayor humedad y mucha menor intensidad de los vientos que durante el fin de semana favorecieron la propagación de las llamas.

Este panorama permitió que a la mañana de ayer quedaran controlados los focos de incendio en Las Termas y el del lago Yehuin «que entre ambos abarcaban una superficie de alrededor de 400 hectáreas», comentó el director de Defensa Civil Provincial, Rubén Zóffoli, que dispuso que en ambos lugares quedara «una guardia de cenizas» con el objetivo de evitar que se reaviven las llamas.

Asimismo, Zóffoli subrayó que «el personal que se liberó de ambos focos, automáticamente fue distribuido en los otros tres», ya que se mantienen los incendios en el sector de la estancia La Correntina -el más importante de todos- , el de Aguas Blancas y Río Valdez que para los expertos forman parte de una misma línea de fuego.

Lucha por aire y tierra

En este sentido, ayer por la mañana, en un helicóptero cedido por un particular de Ushuaia se realizó un sobrevuelo por las zonas afectadas con el titular del Plan Nacional de Manejo del Fuego, Sergio Rusak, junto a otro integrante de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, a fin de evaluar la estrategia a seguir.

A partir de esta evaluación luego se realizó un nuevo sobrevuelo con el apoyo del aeroclub de Ushuaia, del cual tomaron parte los integrantes del Comité de Crisis, tras lo cual se decidió «tratar de terminar rápidamente con los otros dos focos -Aguas Blancas y río Valdez-, para luego disponer de todo el material y el recurso humano en el incendio más grande, de La Correntina», graficó Zóffoli.

El funcionario provincial y Director del Comité de Crisis, precisó que «se está trabajando en estos tres focos, en forma simultánea, procurando avanzar con cortafuegos y haciendo caminos, todo esto con maquinaria vial; y por otro lado estamos teniendo asistencia en materia de abastecimiento de agua de las municipalidades de Río Grande y Ushuaia».

Zóffoli, anotó que actualmente «estamos trabajando en una superficie de 800 hectáreas afectadas por el fuego», aunque «todavía no podemos tener el número fino de la cantidad de hectáreas quemadas, debido a la gran cantidad de humo que aún existe, y el hecho de que también hay incendios subterráneos, aparte de los incendios de copa».

Finalmente, en la noche de ayer se producía el repliegue de los cabecillas de los brigadistas para «determinar cómo se continúa el plan y los pasos a seguir».

Comentá la nota