En un clima de apatía, se elige gobernador en Santiago del Estero

Zamora, radical aliado a la Casa Rosada, busca la reelección y reforzar su proyecto de poder.Por: Mariano Obarrio
SANTIAGO DEL ESTERO.- El gobernador Gerardo Zamora tiene el objetivo de alcanzar al 75% de los votos en las elecciones de hoy. No sólo quiere la reelección. Busca acumular más poder para que comiencen a ceder las acusaciones de sus opositores locales acerca de que imprimió a su gestión un estilo autoritario, aunque ello quede silenciado por un férreo control de la prensa.

Optimizó su cierre de campaña. El jueves, tras una caravana, inauguró obras hasta las 23.30; el viernes, ya en veda electoral, cortó la cinta de una sala de neonatología de un hospital inconcluso.

Los periodistas de Santiago del Estero nunca pudieron entrevistar durante la campaña a un candidato a diputado local: ni opositor ni del Frente Cívico zamorista. El pedido oficial a la prensa fue vaciar el debate de ideas. La apatía era la meta.

Es que la pelea real aquí será hoy por las bancas de la Legislatura: es allí donde el radicalismo, con José Zavalía, y el PJ, con Gabriela Ortiz, pueden restar poder a Zamora, y morigerar su hegemonía.

Es cierto que Zamora permitió el derecho a expresarse de otros candidatos a gobernador. Pero allí no enfrenta a competidores reales. El peronismo no llevará postulante. Su lista fue inscripta hace un mes y el presidente del PJ, Néstor Kirchner, ordenó no disputarle el gobierno a Zamora: porque había poco tiempo y porque aún es su aliado, "radical K", aunque ya le desconfía.

¿Por qué? El ex radical Zamora se negó a incluir a kirchneristas en su fórmula y en su frente. El zamorismo reemplazó aquí al sector que lideraba Carlos Juárez, durante años, polémico caudillo local.

Kirchner respondió al desaire. Envió al interventor del PJ local, Jorge Franco, a armar una lista peronista y suspendió su visita del miércoles último junto a la presidenta Cristina Kirchner. Era el cierre de campaña. Hubo una doble evaluación de la meteorología. El Tango 03 no tuvo problemas para aterrizar aquí ese día de sol, con dinero peronista para el PJ, tras una escala en Formosa, mientras que minutos después la Presidenta se excusaba ante Zamora en una videoconferencia -para inaugurar la terminal santiagueña- de que el Tango 01 no había aterrizado aquí por una alerta meteorológica.

Al revés que el PJ, la UCR sí presentará un candidato a gobernador, pero anecdótico: Marcelo Lugones. Zavalía iba a ir en esa boleta, pero debió resignarla cuando Zamora, su ex delfín en la UCR local, le prohibió la doble candidatura por ley e intervino su sede partidaria. El gobernador secundó a Zavalía en la intendencia de esta capital en 2001. Zavalía debió renunciar a su caótica gestión por el desmadre de sus finanzas. Lo sucedieron, claro, Zamora y su ascendente estrella.

Los peronistas de aquí recuerdan que en 2004, durante la intervención de Pablo Lanusse, fue el entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien fogoneó a Zamora en las elecciones de gobernador, con un guiño de Kirchner, que en secreto diseñaba la concertación con radicales y en lo formal apoyaba a José Figueroa, candidato del PJ.

"Hay una sociedad económica entre Zamora y Kirchner", acusó ante LA NACION Zavalía. Si bien reconoció que "hubo más obra pública, también hubo sobreprecios, robo y enriquecimiento ilícito".

Gabriela Ortiz dijo que "se necesita control, equilibrio de poder: hay progresos en la obra pública con fondos del gobierno nacional peronista, pero serias sospechas en su manejo, una mordaza indiscriminada sobre los medios de prensa, y falta un respeto por las libertades individuales".

Si bien LA NACION solicitó una entrevista con Zamora, sus allegados informaron que el gobernador no la concedería, molesto por las preguntas de este enviado acerca de la ausencia inesperada de la Presidenta.

El juarismo residual presentará a Francisco Cavallotti (hijo), ex abogado de Juárez, como candidato a diputado por el Frente Cruzada y Lealtad. Como Zamora prohibió la doble candidatura, Cavallotti puso a su padre, homónimo, de 91 años, en la boleta para gobernador.

También presentan candidatos la Coalición Cívica (Antonio Calabrese), el Pro (Vicente Lo Bruno), la Ucedé (Celeste Depetris) y el socialismo (Aldo Bravo).

SANTIAGO DEL ESTERO

Población: 856.739 habitantes

PBI: US$ 1746 per cápita anual

Indice de pobreza: 31%

El gobierno de Santiago del Estero no difunde índices oficiales, aunque se estima que en los últimos años bajaron el desempleo y la pobreza y se hicieron obras de infraestructura, como rutas y plantas potabilizadoras.

Comentá la nota