De Cleto a yuyito, el diccionario K

Néstor Kirchner tuvo sus propias palabras. Y, por ende, su propio diccionario. En el primer año de su gestión, la presidenta Cristina Kirchner también desarrolló un lenguaje propio que, si bien comparte muchas de las acepciones y giros lingüísticos del de su marido, suma muchas otras expresiones y conceptos que luego son apropiados, repetidos y resignificados por el resto del espectro político.
Las que siguen a continuación son las palabras, expresiones y simbolismos que están instalados en la jerga inaugurada durante su Gobierno. Algo dijo ella. Otro poco estuvo en boca de los miembros de su entorno. Pero todo, sencillamente, forma parte del universo de sentido kirchnerista. Por orden alfabético:

A) Animo destituyente

La frase la usó Cristina Kirchner, pero también el ex presidente Néstor Kirchner para calificar las presuntas intenciones de la Comisión de Enlace de las entidades rurales, cuando movilizó a las bases para oponerse a las retenciones móviles a la soja, cortó rutas y protagonizó manifestaciones.

B) Blanqueo.

Es la última iniciativa del Gobierno como parte del plan anticrisis: en la repatriación y blanqueo de capitales aprobada por el Congreso no se preguntará por el origen de los fondos no declarados que ingresen al país.

C) Cleto

Es el tercer nombre de Cobos, que se transformó en un sinónimo de enemigo para los Kirchner, después de su voto contra la resolución 125 que desempató la paridad en el Senado y saldó la disputa en favor del campo. El dijo que pacificó el país.

Cuasi mafioso. Sólo una vez la Presidenta usó esas palabras para acusar al reconocido ilustrador Hermenegildo Sábat de haberle querido enviar un mensaje espurio con uno de sus dibujos. El rechazo que provocó fue tan abrumador que nunca más se volvió a escuchar.

D) Dangelis

Néstor Kirchner aludió así al ruralista Alfredo de Angeli y expresó el malestar reinante en el Gobierno con el dirigente agrario. Tal era la bronca del ex presidente que hasta desdibujó el verdadero nombre del chacarero.

Doble comando. Vocablo rechazado por el Gobierno, aunque instalado públicamente, que describe la gravitación permanente de Néstor Kirchner en las decisiones del gobierno de su esposa, Cristina Kirchner.

E) Esperar

Término usado por los presidentes del mundo en las cumbres de Perú, de Brasil y de Washington en 2008. Describe lo que debieron hacer para poder sacarse la foto de familia con la Presidenta, que en todas esas ocasiones... llegó tarde.Exteriorización. Sinónimo de Blanqueo.

F) Franquicias (diplomáticas).

El Gobierno denunció el uso irregular de este mecanismo para ingresar y comercializar en el país vehículos de lujo sin impuestos. Hubo escándalo en el cuerpo diplomático extranjero, y entre los ricos y famosos.

G) Golpistas

Muchos entran en esa categorización que desde el Gobierno y el PJ se lanza a diestra y siniestra. Principalmente, los productores y dirigentes rurales que reclamaron por sus intereses sectoriales y aquellos periodistas que disienten de algunos actos del Gobierno.

H ) H2Cero

La fórmula del agua, según dijo la presidenta Kirchner a un grupo de científicos.

I) Indec

Un organismo cuyos registros del costo de la vida durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner resultan increíbles. Con "i" de inflación.

J) Jazz

En el lenguaje kirchnerista es un efecto, no un género musical. Lo usó la Presidenta para explicarles al gobierno norteamericano y a los presidentes del mundo, en los Estados Unidos, el nombre que debería llevar la crisis financiera internacional.

K) Kirchner

Que es Néstor. Así, por el apellido, llama la Presidenta a su marido.

L) Letras de molde

Es la expresión que emplea la Presidenta para despotricar contra los titulares de los diarios, que antaño se armaban con letras de molde. Hace más de 25 años que no se emplean más.

M) Massita

Es el diminutivo que suena en Olivos para llamar a Sergio Massa, el nuevo funcionario todoterreno del Gobierno. Asumió tras la renuncia de Alberto Fernández. Néstor Kirchner comenzó a llamarlo así cariñosamente. A Massa no le gusta ese apodo.

O) Odio

("A los blancos, a tu casa, a tu auto, a la puta oligarquía..."). Lo dijo el piquetero oficialista Luis D´Elía, en el programa radial de Fernando Peña. Fue en alusión a los sentimientos que le provocaban el conductor radial y quienes manifestaron con cacerolas en la Plaza de Mayo en medio de la protesta rural, antes de que él procurara sacarlos de allí... a las trompadas.

Odio (II). Así llaman los funcionarios en secreto a Néstor Kirchner.

P) Porque soy mujer

La frase la utiliza la Presidenta para describir lo que denomina embates a su gestión por una cuestión de género.

Plan B . Algo que era innecesario para la Argentina cuando estalló la crisis, según la Presidenta.

Q) Quiero verlos de rodillas

Una de las frases que repitió Néstor Kirchner, en Olivos, en alusión a las intenciones del Gobierno de doblegar a los ruralistas en la disputa por las retenciones.

R) Relato

O, como le gusta decir a la Presidenta, la construcción del relato. Una idea académica, de difícil comprensión en los discursos públicos.

S) SIPA

Término de reciente incorporación. Tal vez, hoy no le suene demasiado. Pero le sonará cuando se jubile. Es el Sistema Integrado Previsional Argentino, que surgió de la estatización de las AFJP.

T) Tren Bala

La Presidenta definió el proyecto, que costará al Estado 3000 millones de euros, un salto a la modernidad. La oposición y los usuarios del alicaído transporte público argentino lo consideran una aberración. Su continuidad es un misterio irresuelto.

V) Vuitton, Louis

Diseñador francés de lujo. El preferido de la Presidenta.

W) Wilson

Antonini. El venezolano que intentó ingresar US$ 800.000 sin declarar y que le dijo a la justicia norteamericana que eran para la campaña kirchnerista.

Y) Yuyito

Sinónimo de soja en el lenguaje presidencial. Es la principal exportación agropecuaria del país y fuente de las retenciones que nutren las arcas del Estado.

Z) Zapatero

A tus aviones. Cristina estatizó Aerolíneas Argentinas y abrió un frente de tensión en el vínculo con el líder español.

Comentá la nota