Cleto se mantuvo callado, pero no quieto

Luego de su raid de fotos anti K y mientras el oficialismo lo esquivaba en el Senado por la ley de medios, Cobos mantuvo una serie de reuniones para tejer el "gran consenso nacional" que propuso por carta.
Cleto Cobos comenzó ya a trabajar a paso firme para concretar el proyecto de un "gran consenso nacional" con referentes de distintos sectores, que apunta a establecer políticas públicas para el mediano plazo en temas clave como pobreza, educación y salud.

El vicepresidente permanece desde el fin de semana en ejercicio de la Presidencia, por el viaje de Cristina Kirchner a los Estados Unidos y Venezuela para participar en diversas cumbres internacionales. Pero el hecho de que haya elegido el bajo perfil, luego de varias fotos con la oposición que lo distanciaron aún más del oficialismo, no implicó que Cobos se haya quedado quieto.

De hecho, según indica la agencia DyN, Cobos trabajó activamente en su idea de construir un espacio de consenso con fuerzas políticas, empresarios, sectores productivos y sociales para delinear algunas propuestas centrales.

Tal como lo comentó en aquel comunicado difundido la semana pasada, donde convocaba a una especie del español Pacto de la Moncloa, la intención es coincidir en algunas iniciativas pero eso no tiene necesariamente que ver con una confluencia electoral para 2011.

Así lo explicó el intendente de Junín, Mario Meoni, quien pasó por el Senado el último miércoles para discutir este asunto, y recordó el planteo del vice para "establecer un paraguas de temas centrales y hablar sin inconvenientes con todos, mientras que cada uno tenga su propuesta electoral, y no se invadan los terrenos de los demás".

El plan de Cobos también contemplaría algunas actividades organizadas por la Fundación Consenso para el Desarrollo Argentino (CODA), que daría un marco institucional al debate de referentes de varios partidos y otros expositores divididos por áreas temáticas.

Cobos también recibió ayer al diputado electo de la UCR Ricardo Alfonsín, con quien intensificó sus contactos sobre todo después de las elecciones, para contarle este plan que comenzaría a tomar forma una vez que finalice el debate por la ley de radiodifusión.

Para el mendocino, Alfonsín se ha convertido en uno de los principales interlocutores con la UCR orgánica, con la que aún mantiene algunos roces en medio del proyecto de reunificación partidaria, que podría terminar en diciembre con la elección de una conducción unificada para los próximos dos años.

Fuentes cercanas al hijo del ex presidente precisaron que los temas a tratar serán en primer término la pobreza, la salud y la educación, pero también habrá lugar para la política exterior, la energía y las telecomunicaciones, entre otros asuntos.

Cobos también mantuvo conversaciones con empresarios preocupados por la situación económica actual y con otros sectores productivos que también podrían ser sumados para discutir una iniciativa en el futuro.

A nivel político, el diálogo se está dando sobre todo con radicales, pero se estima que irá abriendo el espectro para sumar a una mayor cantidad de dirigentes del antikirchnerismo, y fortalecerse frente al oficialismo de cara al 2011.

Comentá la nota