Clear reitera que quiere dejar el servicio

La firma dice que la Municipalidad de Santa Rosa tiene una actitud "totalmente pasiva" porque no atiende sus reclamos de readecuar costos. Asegura que no va a dar ningún incremento salarial y que la situación "es insostenible".
La empresa Clear SRL, concesionaria del servicio de recolección de residuos domiciliarios, reiteró ayer que está dispuesta a acordar la rescisión del contrato ya que los números no le cierran. No sólo está impedida de otorgar aumentos salariales a sus empleados sino que pierde 800.000 pesos por mes. Así lo afirmó en una nota en la que planteó que su situación "es insostenible".

Jorge Pretz, representante de Clear en Santa Rosa, remitió ayer una nota a esta redacción luego de trascender el pedido de los trabajadores de la firma para que el Concejo Deliberante santarroseño interceda ante la empresa para que les otorgue un adicional que les permita paliar la pérdida de poder adquisitivo. Máxime, señalaron los empleados, que la carga laboral se incrementó al haberse ampliado el número de cuadras atendidas.

El gerente avaló el pedido, pero dijo que es imposible de atender. "Es de aclarar ante todo, que no se desconoce ni se objeta que el personal tenga derecho a reclamar un reconocimiento salarial dado el aumento real de la canasta familiar", sostuvo Pretz. "Tal como ha dicho el titular del sindicato local, el pedido es para paliar la situación hasta llegar a las paritarias".

Aún con la legitimidad del pedido, la firma no puede hacer lugar al reclamo por "la crítica y deficitaria situación de la economía del contrato" con la Municipalidad de Santa Rosa, un tema que la compañía planteó el año pasado, en oportunidad de la audiencia pública por el servicio de recolección de basura.

A juicio del directivo, en esa audiencia "quedó demostrado" el paradójico caso de Clear: "no sólo no obtiene beneficio económico sino que debe recurrir a fondos propios para mantener los servicios en la calle". El quebranto es "de aproximadamente 800.000 pesos mensuales", aseguró.

Como nadie tiene la obligación de trabajar a pérdida, la firma ha planteado al Municipio santarroseño "nuestra voluntad de retirarnos del servicio cediendo el contrato o mediante una rescisión acordada" ya que "la situación es insostenible, y como es de esperar es imposible que se extienda mucho más en el tiempo".

Lo que nada dice el extenso texto es que este convenio que ahora es tan perjudicial, fue acordado cuando Néstor Alcala estaba de intendente y, en un acto administrativo que llegó a la instancia judicial, otorgó una prórroga del servicio por fuera del marco legal.

Pasiva.

Aún con los números en rojo, la firma destacó que "ha sido siempre respetuosa y cumplidora del convenio colectivo vigente", acatando todos los incrementos salariales hasta la fecha, una situación que el personal puede corroborar. "Ahora bien en estos momentos le hemos comunicado al personal y a sus representantes que no podemos otorgar nuevos incrementos por una imposibilidad manifiesta".

En ese contexto, la prestataria pateó la pelota para el campo de la comuna santarroseña, a la que acusó de tener "una actitud totalmente pasiva" al punto que el último aumento tarifario fue un "reconocimiento parcial de aumentos de costos del año 2007 de alrededor del 7%, cuando en los dos últimos años el aumento acumulado de los principales rubros, como mano de obra y combustible, han sido del orden del 50% y 75% respectivamente".

"La presente administración no ha hecho ningún tipo de reconocimiento de mayores costos y eso obviamente empeora la situación", insistió Pretz, volvió a enrostrar a la comuna los alcances de un contrato que su compañía anudó con gestiones anteriores. "Así dadas las cosas, se desconoce si la administración municipal va a reconocer económicamente todos los costos que demanda el servicio, pasados, actuales y futuros de manera tal de poder reconocer al personal el presente pedido".

Cuadras.

En relación a una mayor recaudación por aumento de cuadras, la compañía afirmó que desde el año 2007 "no se amplían servicios y la cantidad de personal empleado por Clear históricamente ha acompañado el incremento de cuadras prestadas". Esto fue "claramente especificado en la audiencia pública y como respaldo de lo dicho la municipalidad tiene actualizados mensualmente los registros de personal y cuadras certificadas".

Comentá la nota