Las 12 claves sobre cómo la Ley de Medios cambiará la vida de los consumidores

De aprobarse el proyecto oficial de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, deberá verse en las pantallas una mayor cantidad de espacios de producción nacional y locales. No se garantiza su calidad. Las radios que emiten en cadena no podrán repetir su programación en sus filiales en más de ocho horas por día. De no mediar conflictos, los cables cambiarán de dueños, pero los abonados no se quedarán sin servicio. Dudan que el abono sea más barato.
De aprobarse el proyecto oficial de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) los argentinos verán cambios importantes en las pantallas de la TV y en las radios, como una mayor cantidad de programación local que la que hoy existe en cadenas de cable, entre otras.

Este informe se elaboró en base a las modificaciones que el proyecto sufrió antes de ser tratado en Diputados, ya que hasta el momento no se conocen fehacientemente las modificaciones que sufrió en el recinto al lograr su media sanción. También en la consulta a expertos que prefirieron permanecer en el anonimato por diversas razones. El titular del Comfer, Gabriel Mariotto, que afirma ser defensor de la libertad de prensa y pluralidad de voces no respondió ninguna de las consultas que este medio le hizo llegar por teléfono y vía mail. Tampoco el departamento de prensa del organismo.

1 ¿Desaparecerán TN y otras señales de noticias?

No necesariamente. TN pertenece al Grupo Clarín, que además es dueño de la red de cable Cablevisión. El proyecto de LSCA establece que los dueños de cables no pueden tener señales nacionales como TN, porque sus competidores podrían tener problemas para entrar en la grilla de programación. De esta forma, TN debería ser vendida a una empresa que genere señales y no sea dueña de cables. Por otra parte, el proyecto oficial establece que cada cable debe tener una señal local que cubra su zona. Si Clarín no quiere desprenderse de TN, puede convertirlo en una señal local que se distribuya en su propio cable.

2 Si soy escucha de una radio como Cadena 3 ¿Podré seguir escuchándola en Buenos Aires?

Cadena 3 es una empresa que tiene 19 licencias como radiodifusor. El proyecto oficial dice que debe limitarse a 10. A su vez, el proyecto impide que una radio que emite, por ejemplo, desde Córdoba, repita en todas sus estaciones afiliadas toda la programación. Le pone un límite de 30%; es decir, puede reproducir ocho horas por día de su programación total. Pero si la radio tiene más de "dos cabezales" de emisión, por ejemplo Córdoba y Buenos Aires, podrá emitir más horas en dúplex. Para este caso, el límite dependerá de cómo se reglamente la ley.

3¿Podré ver programas nacionales de mejor calidad?

El proyecto oficial destina el 10% de lo que se recauda en concepto de tasas a los licenciatarios de servicios de audiovisuales para "proyectos especiales de comunicación y apoyo a medios de fomento", más otro 40% al Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales. Estos dos ítems pueden entonces contar con $ 200 millones al año para desarrollar nuevos programas, de acuerdo a lo que estima el Comfer.

No todo ese dinero será destinado a la creación de programas y películas, ya que una parte será para, por ejemplo, equipamiento. A su vez, el proyecto LSCA establece cuotas mínimas de programación nacional, tanto de películas en la televisión, como de música en las radios.

4 ¿Cómo harán para que, cuando los canales quieran cumplir con la cuota de producción nacional y/o local, la pantalla no se replete de programas de sorteos en los que sólo hay una conductora que cuentas chistes malos y hace payasadas?

El proyecto de LSCA no contempla casos como éste ni establece pautas de calidad.

5 ¿Cuando Cablevisión deba achicarse para no pasar el 35% de los abonados totales, quién me dará el servicio de cable?

Los especialistas acuerdan que, de no mediar conflictos, es probable que los abonados se enteren que el dueño del cable que tienen es otro, cuando se realice el cambio de marca. Lo que ocurrirá es que Cablevisión venderá a un nuevo operador sus activos en algunas localidades, y no habrá interrupción del servicio, ya que el comprador usará el mismo cable.

6 ¿Cuando Clarín deba vender Canal 13 para quedarse con Cablevisión, cómo se asegurará que el nuevo dueño no despida a los periodistas que me gusta ver en esa señal de cable?

No hay seguridad más allá de la ley que rige la actividad laboral de los periodistas. Algunos especialistas estiman que una señal de noticias, como TN, tiene valor precisamente por los periodistas que tiene y la estructura con la que cuenta para cubrir los hechos, como móviles, cámaras, etc. Desde este punto de vista, despedirlos sería reducir el valor de la señal por el que los anunciantes quieren tener presencia.

7 Cuando dividan el espectro en tres, ¿sacarán radios o canales privados para hacer lugar a las de las organizaciones sin fines de lucro y el Estado?

No, porque lo que el proyecto habla es de las futuras licencias. Lo que sí ocurrirá es que cada vez que queden frecuencias libres, porque las otras van caducando su licencia, primero las obtendrán las organizaciones sin fines de lucro o el Estado, hasta que llenen su cupo.

8 ¿Bajará el abono de la televisión por cable o satelital?

La mayoría de los especialistas concuerda en que no habrá modificaciones sustanciales del precio, porque los nuevos jugadores del mercado sustituirán a otros, salvo en zonas muy chicas, como las que cubren las cooperativas telefónicas. El viernes, el titular de una de las federaciones que las nuclea aseguró que algunos de sus asociados estudian brindar servicios de televisión paga, a un precio un 40% inferior al que ofrecen los cables más grandes. Pero no dio detalles de qué cantidad y calidad de señales emitirán.

9 ¿El Gobierno controlará los contenidos de la programación?

Lo hará a través de una autoridad de aplicación que reemplazará al actual Comfer y que, de no haber modificaciones, será controlada por el partido oficial y dependerá de la Sercetaría de Medios. Su intervención en los contenidos se limita a medir los porcentajes a cumplir, por parte de las radios y los canales de televisión, de producciones nacionales y locales durante la programación. Al momento de dar una renovación o una nueva licencia, la autoridad establecerá su "comportamiento" anterior respecto de los compromisos asumidos y el respeto de estos porcentajes. En casos como los de emisión de programas con mensajes discriminatorios, la autoridad le pedirá al INADI una mediación con el emisor, pero no establece sanciones.

10 ¿Es cierto que el aire de los canales y las radios se llenará de programas de gremios y organizaciones no gubernamentales?

Todo depende del dinero con que cuenten. Ya sea por recursos propios o mediantes la publiciad oficial y/o privada, los gremios podrán acceder a tener radios y canales propios. A los más grandes y con más recursos les resultará más fácil crear y mantener una programación. Lo mismo ocurre por ejemplo en el caso de las universidades. La primera radio universitaria del mundo es Radio Universidad Nacional de La Plata, pero su AM no se puede escuchar más allá del centro de esa ciudad, precisamente por su crónica falta de recursos.

11 ¿Es cierto que grandes grupos como Clarín pueden quebrar si se aprueba la ley?

No es probable. Clarín deberá desprenderse de unos 700 mil abonados de Cablevisión para cumplir con la cuota máxima de 35% de los abonados de todo el país. También de Canal 13 si se queda con el cable, además de sus señales de TV paga. El Grupo Clarín reducirá su tamaño respecto de lo que es hoy pero al vender sus activos, ganará liquidez. Se estima en el mercado que los abonados de cable de los que deberá desprenderse tienen un precio de US$ 500 millones. Sin embargo, los empresarios de medios temen que sus activos se devalúen cuando sean sometidos al proceso de desinversión que propone el proyecto oficial. Desde la Asociación Radiodifusoras Privadas Argentinas, proponen que el proyecto incluya una compensación por ello.

12 ¿Cómo se controlará que la ley se cumpla?

La autoridad de aplicación tendrá ese rol. También tendrán su palabra la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y la Comisión Nacional de Comunicaciones.

Comentá la nota