Las claves del salvataje

Rescate. El plan prevé otorgar a Ford, General Motors y Chrysler, las denominadas Tres Grandes de Detroit, créditos de corto plazo por 15.000 millones de dólares para evitar que colapsen y que ese terremoto sacuda aún más la ya debilitada economía norteamericana.
Reestructuración. También exige a las Tres Grandes presentar, antes del 31 de marzo, amplios planes de reestructuración que garanticen su rentabilidad en el largo plazo.

Zar. Además, el proyecto obliga a las automotrices a responder a un funcionario designado por el presidente y a convertir al gobierno en uno de sus mayores accionistas. Este "zar" de los autos tendrá la autoridad para dar forma a la reestructuración y para detener préstamos si no se cumplen los plazos previstos.

Quiebra. Si finalmente no reciben los fondos federales, GM y Chrysler se verán obligadas a pedir la protección antiquiebra, según dijeron sus directivos. Esas automotrices comparten proveedores con las de otros países, por lo que el colapso de las Tres Grandes podría generar una ola de quiebras en ese sector a nivel mundial.

Los tres grandes

Chrysler LLC

Fundación: 1925

Empleados: 58.000

Su rescate genera controversia porque está en manos de la firma de capital privado Cerberus, que según algunos legisladores debería proveer la ayuda. Algunos consideran que no le queda otra opción que fusionarse con alguna otra empresa para sobrevivir.

General Motors corp.

Fundación: 1908

Empleados: 266.000

Pidió 4000 millones de dólares para fines de diciembre y otros 12.000 millones para marzo. Aun así, esos fondos le darán un respiro a corto plazo, por lo que algunos analistas consideran que sigue abierta la posibilidad de que quiebre.

Ford Motor Company

Fundación: 1903

Empleados: 87.700

Tras haber obtenido un financiamiento por más de 23.000 millones de dólares en 2006, cuenta con liquidez necesaria para el próximo año si la economía no empeora y sus rivales logran esquivar el colapso.

Comentá la nota