Claves para mejorar el uso de la energía

Claves para mejorar el uso de la energía
El nuevo componente tarifario y las consecuencias de los costos finales de consumo derivaron en que muchos formoseños, al igual que el resto del país, empiecen a ver de otra forma la necesidad de conocer los elementos que se alimentan de energía que existen en casa y la mejor forma de utilizarlos.
Dentro de un hogar, en términos generales y considerando los consumos promedios, los aparatos que más energía eléctrica utilizan son las lámparas y las heladeras, alcanzando más del 60% del consumo de los hogares.

En Formosa la situación normal de consumo se agrava por la necesidad imperiosa de paliar el calor extremo característico de la región, para lo que se usan los equipos de aires acondicionados varias horas durante el día y la noche.

Por otro lado, los aparatos de TV y videos, que también masivamente equipan a casi todos los hogares, llevan otra proporción importante del consumo, aunque menor.

El resto de los electrodomésticos influyen en mayor o menor medida, de acuerdo al uso y abuso que se haga de ellos: horno eléctrico, horno a microondas, planchas, lavarropas, secadoras y planchitas para el pelo están entre los que más energía eléctrica consumen.

Teniendo en cuenta siempre niveles promedio, para analizar el consumo eléctrico de los aparatos de un hogar debe tenerse en cuenta la potencia que demandan, la cual determinará la energía eléctrica acumulada que utilizarán y la cantidad de horas de encendido de ése electrodoméstico.

Por ejemplo, si una TV consume 70 w. de potencia, consumirá unos 70 w/h por cada hora de uso, lo cual, trasladado a kWh (la unidad de medida utilizada para facturar el servicio, será 0,07 kWh.

Este cálculo, no obstante, no es tan lineal en el caso de aparatos que tengan motores que arrancan y paran de acuerdo a la temperatura: planchas, aires acondicionados, heladeras, etc.

El consumo, en tanto, sirve para comparar el gasto que implicará el uso de los distintos electrodomésticos. Sabiendo eso, es mucho más simple administrar la utilización de la energía eléctrica.

Promedio básico de un hogar

Teniendo en cuenta esto y considerando un equipamiento que incluye heladera con freezer, 2 TV, 10 lámparas incandescentes, 1 lavarropas, 1 PC y 1 TV, con un uso promedio basado en la tendencia cultural, se determinó que el consumo bimestral ascendería a 547 kWh y, en coincidencia con lo publicado por la Secretaría de Energía de la Nación, estaría determinado por: un 20% de su consumo eléctrico para la heladera, un 50% en iluminación artificial y un 30% en TV, PC, lavarropas y otros.

En esta misma comparación, si se reemplazan la mitad de las lámparas incandescentes (las de mayor potencia y uso) por otras de bajo consumo, el registro final bajaría a 420 kWh y la participación de la iluminación bajaría al 40% (subiendo la de los otros dos rubros).

Sin embargo, si además tenemos en cuenta la disponibilidad de un aire acondicionado en verano o de una estufa eléctrica en invierno, el registro sumaría unos 390 kWh por el aire acondicionado y 430 kWh por el uso de una sola estufa, ambos a lo largo de 5 y 6 horas por día.

Es decir, que en un hogar con equipamiento básico y que utiliza la mitad de la iluminación con lámparas de bajo consumo, el uso del aire acondicionado o de una estufa eléctrica puede llegar a duplicar el consumo bimestral, aún cuando se la utilice 5 ó 6 horas por día todos los días.

En este sentido, es interesante identificar dos fuertes factores determinantes del consumo: la iluminación artificial y el uso de aparatos eléctricos para la climatización del hogar.

Por ello, es importante volcarse al uso de lámparas de bajo consumo y hacer un uso racional de los equipos de aire acondicionado y estufas.

Otro electrodoméstico que tiene peso en el consumo final es la heladera, ya que está enchufada y funcionando las 24 horas del día, los 365 días del año.

Comentá la nota