Claves para entender la lluvia de dólares

Contra los pronósticos, el final del año encuentra a los mercados internacionales y también al argentino en medio de un auge. ¿Qué está pasando?
1-¿Cómo se explica el auge en los mercados?

Las cotizaciones de las acciones se desplomaron en el último trimestre del año pasado cuando estalló la crisis internacional. En medio del pánico, los financistas se refugiaron en inversiones conservadoras, como bonos del Tesoro estadounidense (dólares) y en oro. Pero, en el transcurso de 2009, los inversores comenzaron a tomar posturas más arriesgadas cuando distintos indicadores económicos mostraron que la recesión no iba a durar tanto como estipulaban. Aprovecharon que las acciones estaban por el piso y compraron papeles de países desarrollados y emergentes. El aumento del barril de petróleo de u$s 40 a más de u$s 70 y el encarecimiento de los productos agropecuarios también motivaron el alza de los mercados. En lo que va del año, el índice de acciones líderes Merval creció 104 por ciento. Y el de Brasil, el Bovespa, subió 76,3 por ciento.

2- ¿A qué se debe la debilidad del dólar frente al euro?

Se explica por dos motivos. Por un lado, el gobierno de Estados Unidos inyectó millones de dólares durante la crisis para intentar reactivar la economía. Ahora, que está comenzando a mostrar signos de recuperación, los inversores están preocupados porque se desate una espiral inflacionaria, ya que hay demasiados billetes circulando. Entonces, los ahorristas prefieren desprenderse de sus dólares y anticiparse ante una posible devaluación de la divisa norteamericana.

Paradójicamente, durante la quiebra de bancos y salvatajes, muchos inversores se refugiaron en el dólar, a pesar de ser la moneda del país donde estalló la crisis. Cuando cambiaron las perspectivas, los financistas se animaron a desprenderse de sus dólares y "desarmaron su cartera". Volvieron a tomar posturas más riesgosas y diversificaron sus inversiones en distintos activos.

La apreciación del euro en comparación con el dólar no tiene que ver con que la economía estadounidense necesariamente esté peor que la europea. Las razones residen en las políticas monetarias que implementó la Reserva Federal (banca central estadounidense).

3- ¿Por qué sube el oro?

El oro, históricamente, fue una inversión segura y una defensa contra shocks inflacionarios. Los financistas más conservadores, aquellos que no pretenden obtener grandes ganancias y priorizan el mantenimiento de su poder adquisitivo, se refugiaron en este valioso metal. El oro llegó a cotizar a u$s 813 en enero de este año, y el viernes cerró a 1.051 dólares. En la Argentina, se consigue entre 5% y 10% más caro.

4-¿Por qué entran ahora capitales a la Argentina?

Durante los últimos dos años, se fugaron del sistema financiero unos 40 mil millones de dólares. Esto significa que o se fueron del país, o los inversores los guardaron debajo del colchón o en cajas de seguridad. Ante los primeros síntomas de recuperación de la actividad económica, los ahorristas dejaron de dolarizar su cartera, y los más arriesgados se atrevieron a colocar su dinero en activos menos tradiciones. Aprovecharon que los precios de los títulos públicos y las acciones estaban retrasados e hicieron un gran negocio. Esto no sólo sucedió en la Argentina sino también en Brasil, México, Colombia o Perú.

Otro motivo fue la estabilidad del tipo de cambio. Los depósitos a plazo fijo otorgan una tasa, en promedio, del 12% anual. Y mientras el dólar no otorga una ganancia, los ahorristas prefieren volcar su dinero en plazos fijos y obtener una jugosa rentabilidad en términos de dólar.

5-¿Puede seguir bajando la cotización del billete verde?

El Banco Central tiene tres motivos para no dejar que se aprecie el peso:

a) La autoridad monetaria aprovecha la liquidación de dólares de parte de bancos, ahorristas privados y empresas para engrosar sus reservas.

b) Cuanto más alta es la cotización del dólar, más recauda el Tesoro en concepto de retenciones. Teniendo en cuenta la cosecha récord de soja que se espera para la próxima campaña, difícilmente la autoridad monetaria deje apreciar el peso y desperdiciar la oportunidad de engordar la caja en momentos en que la economía crece muy poco.

c) Cuando se aprecia la moneda nacional, el país pierde competitividad en comparación con otros mercados. Sin embargo, en este momento las monedas de México o Brasil se están apreciando. Y lo más probable es que esa tendencia continúe afuera.

6- ¿La mejora financiera redundará en más crédito?

Los bancos cuentan con abundante liquidez. La idea del Gobierno es que, si la Argentina accede a los mercados internacionales de crédito, posiblemente las empresas puedan contraer préstamos a tasas más convenientes e invertir en la producción.

Comentá la nota