Día clave para los sueldos y los subsidios al transporte

Una reunión que comenzó el viernes pasado en Buenos Aires y tras un cuarto intermedio continuará hoy, a las 10, será clave para definir si se resuelve el reclamo de los choferes por un nuevo aumento salarial y, a la vez, de las provincias para que los subsidios al transporte se extiendan al interior del país. Todo indica que si hay acuerdo en la Secretaría de Transporte de la Nación, donde será el encuentro, luego podría firmarse la paritaria del sector en la Secretaría de Trabajo. Así, también se aventaría la amenaza de paro que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dejó picando la semana pasada en Rosario.
Fuentes consultadas por La Capital confiaron que en la secretaría que encabeza Ricardo Jaime se reunieron el viernes último representantes del gobierno, la Federación Argentina de Transportadores por Automotor y UTA. El encuentro continuará hoy.

   La presencia de empresarios y trabajadores se explica porque la demanda salarial de los choferes impacta fuerte en los costos. Por eso entraría en la agenda de discusión el tema de los subsidios, que todo indica el gobierno nacional reinstalará para Buenos Aires (después de que se suspendieran con el último incremento del boleto) y se espera traslade también a las provincias.

   Si esa es realmente la voluntad política del gobierno y los empresarios encuentran un alivio a lo que les supondrá la nueva suba salarial, los choferes podrían tener cerrada su negociación paritaria mañana mismo, cerca del mediodía.

   Sin decir sí ni no, el secretario adjunto de la UTA, Sergio Copello, al menos confirmó que esos tiempos son reales.

   —¿Se van a cerrar las paritarias?

   —No haremos declaraciones hasta mañana al mediodía.

   —¿Pero al menos está cerca el acuerdo?

   —Siempre está cerca cuando hay diálogo.

   La demanda de los choferes, que se exacerbó en Rosario la semana pasada al punto de volver inminente un paro de media y corta distancia, consiste en un aumento de entre 300 y 400 pesos, preacordado en la paritaria nacional y a pagar con el sueldo de marzo.

   Al aceptar una tregua hasta mañana, cuando la UTA, los empresarios y autoridades del Ente del Transporte Rosario volverán a negociar, el titular local del gremio, Manuel Cornejo, ya había anticipado que la homologación del preacuerdo salarial llegaría acompañada por un refuerzo de los subsidios de la Nación al transporte. Si se llega a esa meta y se cierra la negociación, los choferes cobrarán una suba no remunerativa de entre 300 y 400 pesos (según categoría), lo que representa un promedio del 11% para el salario de bolsillo. El acuerdo incluiría la retroactividad a enero y quedaría en vigencia hasta agosto, para volver a negociar que esas sumas se blanqueen.

   El aumento representará, a nivel local y hasta agosto, unos 8 millones de pesos. Por eso los funcionarios aguardan más que nunca que de una vez por todas lleguen los subsidios.

Comentá la nota