Día clave para saber si la Nación respalda con hechos el desarrollo local

El gobernador Luis Beder Herrera se entrevista este miércoles al mediodía en Buenos Aires con el ministro de Economía, Amado Boudou. Dos temas: definir el alcance de una eventual extensión del régimen de promoción industrial y saber si la Nación incluyó en el proyecto de ley de presupuesto 2010 los 500 millones de pesos ‘extras’ que pide La Rioja.
Será este miércoles un día clave para que la provincia pueda tomar algunas decisiones de cara al futuro inmediato y mediato, aunque como siempre depende de la voluntad política del gobierno nacional de turno.

Este miércoles después del mediodía, el ministro de Economía, Amado Boudou, recibirá en Buenos Aires al gobernador Luis Beder Herrera para decirle si, finalmente, la Nación decide extender en la provincia el régimen de promoción industrial y, en tal caso, de qué manera.

Además, la Nación está enviando por estas horas al Congreso el proyecto de ley de presupuesto 2010. La Rioja pidió a la presidente Cristina Kirchner que incluya allí unos 500 millones de pesos ‘extracoparticipación’ federal. Se supone que también este miércoles Boudou le dirá al gobernador si el planteo tuvo eco.

En cuanto al régimen promocional, fuentes del Ejecutivo local confirmaron a Riojavirtual que ‘en las últimas horas, varios niveles técnicos de la Nación han estado trabajando en el diseño de un proyecto, porque nos han pedido información. El tema será saber hasta donde llega el esfuerzo fiscal que el gobierno de Cristina Kirchner está dispuesto a realizar".

En ese marco, se descartó que la extensión del régimen pueda llegar vía un decreto similar al 804 que firmaron en 1996 los ex (presidente) Carlos Menem y (ministro de Economía) Domingo Cavallo. ‘En aquella época La Rioja tenía cupo fiscal disponible, que por medio de ese decreto fue reasignado a empresas dispuestas a aprovecharlo e invertir. El problema es que ahora no hay mas cupo fiscal’, dijo una alta fuente oficial consultada por Riojavirtual.

En ese contexto, una ‘salida elegante’ sería que la Nación incluya la extensión del régimen en el proyecto de ley de presupuesto nacional 2010. Es decir, que prevea allí el costo fiscal que afrontará la Nación para que las empresas radicadas sigan recibiendo beneficios impositivos y que, además, disponga el plazo de duración del nuevo sistema.

Técnicamente parece confuso pero si existe decisión política, como al parecer existe, los caminos para asegurar la permanencia de medio centenar de fábricas y de unos 10 mil puestos de trabajo se allanan rápidamente.

Comentá la nota