Clausuraron “Coyote”

La Municipalidad de San Miguel clausuró el sabado pasado en forma preventiva el complejo Nicky Beach-Coyote, a raíz de la golpiza mortal que sufrió, presuntamente de parte de personal de seguridad de la discoteca, el joven Darío Rojas, de 21 años y padre de tres hijos.
La medida fue dispuesta por la Subsecretaría de Control de Ordenamiento Urbano de la Municipalidad de San Miguel "hasta tanto se resuelva la situación" judicial sobre la muerte de Rojas, que tenía 21 años y era padre de tres niños, según informó la municipalidad en un comunicado de prensa que reproduce hoy el diario La Nación.

En uno de los párrafos de la resolución, la Municipalidad de San Miguel explicó "la empresa de marras no habría tomado los recaudos de contralor necesarios sobre el personal dependiente a fin de haber evitado el malogrado suceso".

Los restos del joven de 21 años fueron sepultados ayer en el cementerio de San Fernando, informaron fuentes policiales.

Rojas había asistido el miércoles a una fiesta de egresados junto a un grupo de amigos en ese boliche, ubicado en Tribulato entre Dorrego y Pavón de San Miguel, de esa localidad al oeste de la provincia.

Por motivos que aún se desconocen y según la denuncia de un amigo, fue agredido por patovicas dentro del boliche y luego sacado violentamente a la calle, donde quedó tirado por casi dos horas, hasta que los bomberos lo trasladaron al Hospital Larcade donde falleció el jueves.

Comentá la nota