Clausuran comercios y secuestran bebidas por infringir la prohibición de venta nocturna de alcohol

Locales clausurados y bebidas alcohólicas secuestradas, fue el saldo que arrojó un exitoso operativo nocturno, bajo el comando conjunto de efectivos policiales de la Comisaría Quinta y agentes del Departamento Habilitaciones y Control de la Delegación Municipal Puerto.
Durante el procedimiento, que tuvo inicio a última hora del viernes y culminó durante la madrugada del sábado, se detectaron tres comercios vendiendo bebidas alcohólicas fuera del horario permitido por la Ley 11.825, que establece la prohibición del expendio de alcohol dentro de la franja horaria comprendida entre las 21 y las 10 de la mañana.

Tras detectar el ilícito, los agentes municipales procedieron a la clausura de los comercios que fueron encontrados comercializando bebidas prohibidas. En algunos casos, no sólo en infracción a la Ley que pone limite horario a su venta sino además sin siquiera contar con habilitación para el expendio de alcohol dentro del horario permitido. Puesto que se trata de kioscos o polirrubros no habilitados como despensas y fiambrería, único rubro bajo el que este tipo de locales estarían autorizados para vender alcohol durante el día, de acuerdo a los parámetros que fija la normativa vigente.

Además, se procedió al secuestro de botellas de cerveza, energizantes en lata, vinos espumantes, fernet cola y licores artesanales sin rótulo, lo cual constituye un agravante por el riesgo que implica para la salud pública, por tratarse de botellas de procedencia y fabricación desconocidas.

El caso más tenso se vivió cuando la propietaria del comercio de calle Calabria 4450 opuso resistencia al decomiso de la mercadería por parte de los agentes. Sucede que este local, que desarrolla su actividad a través de una ventana a la calle, forma parte de una vivienda familiar y no cuenta con puerta de ingreso directo sino a través de la casa lindante. Por ende, frente a la negativa de la titular a permitir el ingreso de los efectivos al comercio a través de la vivienda, el secuestro de las bebidas quedó en suspenso supeditado a la emisión de una orden de allanamiento.

Según señaló el Delegado Municipal del Puerto, Mariano Retrivi, este tipo de operativos nocturnos y en conjunto entre la Comisaría Quinta a cargo del comisario Marcelo Gómez y la Delegación Puerto, se comenzaron a implementar "a raíz del alerta emitido por parte de los distintos Foros de Seguridad en cada una de las reuniones que hemos mantenido en las Sociedades de Fomento de la jurisdicción con los vecinos y en respuesta a su creciente preocupación".

De acuerdo con el funcionario, desde los Foros denuncian la existencia de numerosos lugares que comercializan alcohol bajo el ropaje de kioscos o polirrubros, y que lo hacen hasta altas horas de la noche.

En tal sentido, insisten en que la actividad de este tipo de comercios expendiendo alcohol durante la noche, constituye "otro factor de inseguridad en los barrios". Porque –según sostienen- "los pibes se alcoholizan y se vuelven agresivos, adueñándose de las calles bajo el temor de los vecinos de quedar a merced de jóvenes sin límites, desinhibidos y peligrosos".

En estas circunstancias, muchos vecinos temen llegar de noche a casa después del trabajo, porque bajarse del colectivo y tener que caminar algunas cuadras hasta sus casas, pasó a ser una situación de riesgo, particularmente con tantos jóvenes deambulando por los barrios en la nocturnidad, bajo el incentivo de encontrar alcohol a la vuelta de la esquina. Según se indicó desde la Delegación, esta es la preocupación creciente que los foros de seguridad manifiestan ante las autoridades, en virtud de la cual han comenzado a implementarse estos procedimientos de control nocturno.

Al respecto, el Delegado del Puerto fue tajante: "Los operativos en conjunto con las Comisarías van a seguir, en procura de dar una respuesta contundente ante las inquietudes que se van gestando desde los Foros de Seguridad vecinal", subrayó.

Comentá la nota