Claudia Rucci se prueba el traje de candidata: "Kirchner es necio".

La hija del asesinado secretario de la CGT José Ignacio Rucci abandonó su carrera de actriz y desde hace seis años milita siguiendo los pasos de su padre. De la mano de su padrino político, Gerónimo "Momo" Venegas, llegó al tercer lugar en la lista del peronismo disidente. Cuestiona a Kirchner por no ceder lugares a los sindicalistas en la nómina oficialista.
Ya es uno de los emblemas más peronistas de la disputa electoral del 28 de junio. Claudia Rucci (45) será la número tres en la lista del peronismo disidente de Francisco De Narváez y Felipe Solá. "Soy orgullosamente peronista, pero también quiero ser candidata para los que no son peronistas. Sé que voy a ser la candidata de todos los trabajadores", dijo Rucci a PERFIL. Y disparó contra el presidente del PJ, Néstor Kirchner: "La campaña por nosotros la está haciendo él. La gente ya no le cree al Gobierno, le perdió el cariño. Nos están haciendo vivir la intolerancia. Ya la vivimos en la década de 1970 y ya sabemos a qué nos lleva. Uno puede crisparse por la verdad, pero Kirchner lo hace por la mentira del INDEC y la inseguridad".

—Dice que se enteró por los diarios que era candidata.

—Fue fuerte y desconcertante. Uno sabe que trabaja para una organización, pero no me lo esperaba ahora. Lo acepto porque dependo de las decisiones de mi organización, y lo hago feliz.

—¿Por qué deberían votarla los bonaerenses?

—Soy una mujer común. Hasta hace poco viajaba en el Sarmiento, llevo a mi hijo al jardín de infantes, hablo con los padres. Si soy diputada, voy a necesitar un equipo que me asesore técnicamente pero no que me cuente la realidad que vive la gente en la provincia de Buenos Aires. Yo la vivo cotidianamente.

—¿Kirchner debería dar a la CGT lugares en la lista con la que usted se enfrentará?

—Por supuesto. Sólo un necio puede pensar que el movimiento obrero no tiene que tener bancas en el Congreso. El problema es Néstor Kirchner. Tuve el placer de conocer a la Presidenta. Es una mujer inteligente y cálida, pero lo peor que le pudo haber pasado es su marido. Su forma de hacer política le falta el respeto a ella y a todo el género. Se muestra como el macho argentino que decide y hace.

—¿Por qué piensa que le niegan los lugares a Moyano?

—Tiene que ver con Kirchner, con centralizar el poder y no abrir el juego. Nosotros no tuvimos que salir a pelear los lugares. Solá y De Narváez lo entendieron porque en nuestra lista hay apertura. Nosotros no peleamos el poder, lo pelea Néstor, y por eso no quiere dar lugares al movimiento obrero.

—Si gana la banca, ¿será también diputada de los moyanistas?

—Creo en las disidencias. Con Moyano charlamos y nos saludamos. El está convencido de que debe apostar a su lista, y yo estoy convencida de la mía. Pero cuando ganás, tenés que luchar por todos. Si no, seríamos como Néstor Kirchner.

—Después del 28 de junio, ¿viene el diálogo o la confrontación total?

—Vamos a ganar y eso va a hacer que se bajen los decibeles de la confrontación. Vamos a poder sentarnos a dialogar.

—¿Se siente en la lista más peronista?

—Sí, seguro. Creo que la nuestra es la única lista peronista. El peronismo es uno solo y no es lo que profesa este Gobierno. Perón ya lo inventó todo, no hay nada más.

"El pacto con Solá se cumplió"

"El pacto se cumplió", celebró Gerónimo "Momo" Venegas. "La candidatura de Claudia Rucci es la demostración de que nuestro pacto con Felipe Solá se respeta. El tercer lugar tenía que ser de una mujer y del movimiento obrero, y qué mejor candidata que la hija de un emblema del trabajo y la lealtad al peronismo", dijo a PERFIL el líder de la Agrupación José Ignacio Rucci. Esta es la rama sindical del peronismo disidente que logró entrar en la carrera electoral de la mano de Solá. Roto el preacuerdo entre Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, con Francisco De Narvaéz, Venegas nombró a Rucci en el tercer lugar de la lista. "Claudia trabaja conmigo en la Secretaría de Interior de la CGT y ha demostrado que es una herramienta de trabajo, una hacedora y un soldado de la causa", dijo.

"Cuando el movimiento obrero tiene una banca, nosotros ponemos en sus manos los proyectos de ley que van a trabajar en conjunto para mejorar la vida de los trabajadores. Ella va a tener sobrados proyectos dirigidos a ese objetivo", agregó Venegas. Después agregó: "La CGT no es escuchada por este Gobierno. La central presiona y con razón. No me sorprende que Kirchner no les dé lugares en las listas. Yo tomé distancia porque creo que no tenemos que ser amigos del poder sino parte del poder". Después mandó un mensaje a su amigo Hugo Moyano: "Si no estamos en la mesa de debate, no estamos participando. Es bueno que los dirigentes sindicales tomen conciencia de que hay un gobierno que llevó al país a una situación que podía haberse evitado".

Comentá la nota