Un clásico

Los rumores de venta de la cadena de supermercados Toledo es ya un clásico de la ciudad de Mar del Plata. Desde hace años, la frase sobre un supuesto cambio de manos de la principal cadena de supermercados de la región es una constante en el off the record del circuito empresarial.
El mismísimo Sindicato Empleados de Comercio (SEC) de la ciudad de Tandil había anunciado: "ante las versiones que han surgido sobre la posible venta de la sucursal Tandil de Supermercados Toledo a Wal-Mart, nos resulta imprescindible comunicar que este gremio se encuentra permanentemente en contacto con las autoridades de la empresa, donde aún no han confirmado las versiones existentes".

Este rumor coincide con la caída del subsidio que el Estado le había dado a la firma para que hiciera frente a las obligaciones contractuales con sus empleados, lo que pondría a la empresa en una situación económico-financiera más que difícil.

Antonio Toledo es el fundador y propietario de la cadena marplatense de supermercados, y explica el estado de las conversaciones destinadas a la venta de algunas sucursales de la firma, fuera de la ciudad de Mar del Plata.

Noticias & Protagonistas: La pregunta es absolutamente excluyente: ¿la firma Toledo se vende a la corporación norteamericana Wal-Mart?

Antonio Toledo: No, decididamente no. Debe quedar muy claro: no.

N&P: Lo preguntamos porque el tema ha cobrado insistencia en los últimos días...

A.T: En otra oportunidad, hace ya unos años, yo me adelanté a los acontecimientos y afirmé que habíamos vendido cuando en realidad aún no se había terminado con las tratativas. Hoy en día le afirmo que estamos en negociaciones, pero no hemos vendido. Yo no quiero cometer dos veces el mismo error: esta vez no voy a adelantar nada hasta que no esté todo firmado. Estamos negociando, eso es verdad, pero no estamos negociando con Wal-Mart, eso también es cierto.

N&P: ¿De dónde salen entonces las noticias publicadas en ese sentido en distintos medios?

A.T: Los que realizan esos comentarios en distintos medios cometen errores, pero yo no puedo salir a desmentir algo que honestamente no he dicho. Negociar algo tan grande lleva meses; también es cierto que se está acercando la hora de concretar, pero prefiero no adelantarme. Es mejor dejar que la gente hable, que opine. Pero lo cierto es que cuando ocurra lo diré; me comprometo a aclarar con qué firma se hizo y cuáles serán los locales afectados. Sí puedo decir que son todos locales de fuera de Mar del Plata, quiero darle tranquilidad en ese aspecto a todo el personal. Y que si la operación finalmente se realizara, la gente estará incluida en la negociación. Ésa es nuestra prioridad número uno, que la empresa que adquiera los locales lo haga respetando a los empleados toda su antigüedad. Nadie tendrá problemas, tanto si pasan a una empresa nacional como si pasan a una multinacional, porque las posibilidades son muchas. Pero repito: todavía nada es concreto y no me adelantaré hasta que todo se firme.

N&P: ¿Cómo marcha la convocatoria?

A.T: Muy bien, gracias a Dios. El juez está cumpliendo muy bien los pasos; nos ha ido muy bien con todo lo que había que realizar. Es más, estamos adelantados; vamos arreglando con infinidad de proveedores que gracias a Dios nos siguen apoyando. Creo que llegamos perfectamente bien con los plazos, incluso sobrará algo de tiempo. Si así fuera, nos tomaremos vacaciones en el verano. Saldremos bien con los bancos, y así la empresa quedará liberada de las presiones y de todos los problemas con los que venimos remando desde 2002. Ya estamos cerca del final: nosotros en marzo tendríamos que dar las hurras y salir por fin de la convocatoria.

N&P: Volviendo al tema de la venta, se habla de una o varias operaciones, con empresas nacionales y extranjeras. Ahora, ¿es ya una certeza que no estarán involucrados los locales de Mar del Plata?

A.T: No, Mar del Plata está fuera de todo lo que estamos hablando. Ni los locales de nuestra ciudad ni algunos de afuera están incluidos en la negociación. Pero no puedo adelantar más detalles por el momento.

N&P: ¿No quiere agregar más ruido al ya instalado?

A.T: No, claro. Tenemos que hacer como Don Quijote y Sancho Panza: dejarlos ladrar, que sigan hablando, que nosotros seguimos caminando.

N&P: Entonces, llevemos tranquilidad a la gente, ya que hubo mucha repercusión en los medios de Capital Federa. ¿Influyó en esto la gente que quedó herida después de la última elección en el sindicato de los mercantiles?

A.T: Bueno, hay algunos muchachos que quedaron resentidos, eso es lógico, pasa en todas las elecciones que los que pierden se enojan. Pero nosotros estamos al margen de todo esto que es la interna del sindicato. Lo que digan los delegados es responsabilidad de cada uno de ellos; yo digo mi verdad y la gente juzgará quién dice qué cosa, quién es creíble, y el tiempo nos dará la razón. Adelantarse no sirve de nada; hay que dejar pasar un tiempo, quizás corto, y luego prometo aclarar bien cómo fueron las cosas.

Dar tranquilidad

A.T: Lo más importante para mí es dar tranquilidad a mi gente: de la ciudad de Mar del Plata no se toca nada en absoluto. Los que están en conversación son todos locales de afuera, que por supuesto también nos interesan porque la gente es de Toledo, tienen la camiseta puesta desde el vamos y no tengo más que agradecimiento para con ellos. Siento en el alma desprenderme de estos eslabones, pero son los vaivenes de la vida empresarial. Vaivenes que no siempre los genera uno, sino que en algunas circunstancias, los diferentes políticos o los gobiernos de turno son los que generan estas cosas, y las empresas avanzan y otras veces retroceden, quizás para tomar más envión. Pero hay que tomarse el respiro necesario y tener como prioridad la situación de todo el personal, del primero al último, con toda su antigüedad. Ésa es mi prioridad. Si no se respeta, la operación no se hace bajo ningún concepto; prefiero presentar la empresa en quiebra. Si esto no está escrito, firmado y autorizado por el juez, por defensa de la competencia y por todos los entes que deben intervenir, la operación no se realiza. El resto, todo es negociable.

Las conversaciones, entonces, están en marcha con firmas nacionales e internacionales, pero no incluyen los locales que la compañía posee en la ciudad de Mar del Plata, como así tampoco implican la desaparición de la firma con el nombre de su titular.

Una empresa de la ciudad

Los Toledo provienen de la localidad de Ijeia, un pequeño pueblo de la comunidad autónoma española de La Rioja que no tiene más de 1.000 habitantes. La familia Toledo comenzó a construir su historia en la Argentina hace 59 años, cuando los hermanos Manuel Jesús y Lino Toledo llegaron al puerto de Buenos Aires a bordo del barco Entre Ríos, acompañados por Antonio Toledo y Gregorio Jiménez, amigo de la familia.

Una vez en Mar del Plata, los Toledo se instalaron en el barrio El Martillo y, mientras Lino Toledo comenzó a trabajar en una fábrica de tejas, Antonio consiguió empleo en un restaurante céntrico.

La historia de la cadena de supermercados comenzó de a poco. Primero alquilaron una quinta y vendían la verdura que cosechaban; con el tiempo adquirieron una quinta propia en la Sierra de los Padres y una casa en la calle 41 y la continuación de Catamarca. Se sumaron seis fruterías y carnicerías, hasta que en 1966 abrieron el primer local de su propiedad en Sarmiento y Colón. Así nació Supermercados Toledo.

Actualmente, la firma Toledo cuenta con 30 puntos de venta diseminados en Mar del Plata, Necochea, Olavarría, Tandil, Azul, Balcarce y Miramar; 20 tiendas de descuento Ahorro Fácil; un establecimiento avícola instalado en el Parque Industrial de Mar del Plata, y Agroporc, un criadero y planta faenadora de cerdos ubicados en Coronel Vidal, partido de Mar Chiquita.

Ahora, según trascendidos periodísticos y sindicales, Supermercados Toledo estaría a punto de desprenderse de algunos de los eslabones de la cadena en las localidades de Tandil, Azul, Olavarría y Balcarce. No se han registrado despidos, pero los trabajadores aseguran que la incertidumbre les genera preocupación. Por eso las aclaraciones realizadas por Antonio Toledo ayudarán a que la imaginación no cree problemas que en la realidad todavía no existen.

Comentá la nota