El clásico va mañana y sólo falta el horario

Lo que resta de Huracán-San Lorenzo se completará en la Bombonera, donde el sábado debieron suspender por el temporal que castigó a la Capital Federal.
Sigue la bronca en San Lorenzo. Por la polémica jugada que desencadenó en el gol de cabeza de Paolo Goltz (Saúl Laverni primero cobró para San Lorenzo y luego cambió su falló a instancias del asistente Hernán Maidana), por la tardía suspensión del árbitro, por el cambio de planes (ayer el plantel se entrenó por la mañana), porque los de arriba ayer sumaron. Hay ganas de revancha en el club de Boedo. Lo dice y lo repite Miguel Russo, y lo piensa el resto del plantel: "Queremos jugar ya los 74 minutos que restan". Recién hoy a la tarde en la AFA se conocerá el día y la hora. Lo más factible es que se complete el miércoles a la tardecita en el mismo escenario, en la Bombonera.

"Estuvimos hablando con (Carlos) Babington y estamos de acuerdo en jugarlo lo más pronto posible. Ahora hay que sentarse a hablar con los organismos de seguridad y ver si Arsenal-Huracán pasa para el sábado o queda el viernes", dijo ayer a la tarde a Clarín el presidente Rafael Savino. Esa modificación, precisamente, es la que mantiene la duda. En Huracán no tienen problemas en jugar el miércoles. Pero el propio Angel Cappa aseguró que "para eso deberían darnos un día más de descanso y pasar el partido de la próxima fecha al sábado". La otra alternativa es jugarlo mañana a la noche.

En la práctica de ayer a la mañana, en la Ciudad Deportiva, quedó instalado algo que comenzó a gestarse no bien culminó el partidito de 16 minutos del sábado, cuando la lluvia dijo basta: San Lorenzo saldrá a jugar lo que resta con un planteo más ofensivo. Vale recordar que, si quiere, Russo puede cambiar a los once titulares. Huracán, en cambio, que ayer se entrenó en La Quemita, entrará a la cancha con los mismo diez (fue expulsado Pastore) que estaban cuando Laverni lo suspendió.

Comentá la nota