Un clásico Leproso...

En el Coloso 27 mil hinchas de Newell's están haciendo el tradicional banderazo previo al clásico del domingo. Schiavi salió primero con su hijo vestido con la camiseta leprosa. Además están desfilando los verdugos de Central: Domizi, Cozzoni, Real, Víctor Ramos y Saldaña entre otros. ¿Los más ovacionados? Bernardi, Boghossian y Schiavi. Y para Peratta pidieron la Selección...
Cuando Schiavi se asomó por el túnel no pudo contener su asombro y no es para menos. Es que un jueves, a las 19.50 y sin un partido oficial, había 27 mil hinchas de Newell's que no paraban de gritar. El hijo de Rolo, vestido para la ocasión, saltaba a la par de su padre y de todo el plantel de Sensini. En el medio se mezclaban las viejas glorias, los verdugos de Central, aquellos que hicieron gritar a todos esos que ahora les rinden tributo desde una tribuna. A las seis de la tarde ya había 20 mil personas y cuando Rolo y compañía asomaron la cabeza fueron 27 mil los que marcaron un acontecimiento sin precedentes. "Jugué en muchos clubes, estuve en el exterior, pero jamás viví algo parecido a esto", dijo Germán Real, uno de los ex jugadores homenajeados.

"La idea de este banderazo era agasajar a aquellos jugadores que tantas alegrías nos dieron y además convocar a la familia de Newell's para marcar un nuevo récord de convocatoria. Por suerte todo se logró", le dijo a Olé el vicepresidente Claudio Martínez. Es que hasta ahora la mayor convocatoria había sido en 2005. Casi 17 mil personas fueron luego del campeonato en 2004 pero ahora ese número fue dejado en la historia. "Me hubiese encantado vivir una fiesta semejante en mi época", contó melancólico Víctor Rogelio Ramos. Y para el manager y ex jugador Gustavo Dezotti, la "convocatoria superó todas las expectativas".

Los jugadores dieron la vuelta, Sensini cantó y saltó junto con la gente. "El domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar", fue el pedido de todos los fanáticos. Es que el domingo el banderazo ya será historia y los jugadores saldrán en busca de una victoria que les asegure la punta del campeonato. Pero esta noche, sin dudas, se irán a descansar con el recuerdo de un momento único. Tanto para Boghossian, Barrientos, Núñez, Sánchez Prette y todos aquellos que lo vivieron por primera vez. Cómo para los Bernardi, Schiavi y Mateo más curtido en esto de las pasiones rosarinas.

Comentá la nota