Las clases todavía no comienzan en el JIF

Ayer la dirección del colegio llamó a la comunidad educativa para explicar la situación. En la última inspección no superaron las pruebas de hermeticidad en las instalaciones de gas, el gasista matriculado abandonó la obra y tras la contratación de una nueva empresa esperan poder comenzar las actividades el próximo lunes, aunque no se animaron a confirmarlo.
Decenas de padres y unos cuantos alumnos llegaron ayer por la mañana a la reunión convocada desde la dirección del Juvenil Instituto Fueguino (JIF). El malestar era evidente. A más de 20 días del inicio del ciclo lectivo en toda la provincia, es el único colegio que no comenzó las clases por problemas en las conexiones de la red de gas.

Este fin de semana estaba todo listo, pero una inspección del municipio que reveló que no se superaban las pruebas de hermeticidad de las instalaciones gas, frenó lo que era el inminente comienzo de las actividades este lunes. Por eso, y para calmar la ansiedad de la comunidad educativa, el director del Colegio Ricardo Ascárate llamo a los padres para dar las explicaciones del caso.

Aunque no pudo dar una fecha concreta, ya fueron varias y ninguna pudo ser cumplida, el dueño de la institución privada estimó que podría ser el lunes próximo, y si es posible antes, pero no quiso asegurarlo ante cualquier inconveniente.

El cambio de edificio del JIF implicó una serie de dificultades que en el receso invernal se trataron de superar, sin embargo y a pesar de que estaba previsto el comienzo de clases ayer, fueron postergadas nuevamente.

Ante los pedidos de los padres Ricardo Ascárate explicó el origen de los inconvenientes: «Veníamos con problemas, pero nos decían que se solucionaría inmediatamente, el día viernes esperamos hasta la tarde a ver si nos daban la habilitación, pero no daba la prueba de hermeticidad del gas necesaria que se realiza en la inspección».

El sábado inclusive, cuando se hizo pública la no habilitación, se sumó otro problema: renunció el gasista matriculado a cargo de los trabajos en las instalaciones, según el propio director porque la obra lo superaba». Y recordó que «desde octubre cuando comenzó hasta la fecha, esto debería haber estado solucionado».

No hay fechas

El director del colegio no quiso dar una fecha concreta para que los chicos puedan empezar a estudiar, temiendo una nueva desilusión. Aunque entre sus previsiones estimó que podría ser el lunes próximo.

«Conjuntamente con los padres estuvimos hablando, tratando de darles alguna respuesta, esperamos que las clases comiencen el lunes y si es posible antes, paro darle tiempo al nuevo gasista para que trabaje y pueda resolver el problema», señaló.

El mensaje para los padres del responsable del establecimiento fue que «está la habilitación por seguridad de los chicos, la estructura fue reforzada, yo sinceramente no quiero dar fechas porque esto me supera ya que no depende de mi. Pero espero que el próximo lunes a más tardar comiencen las clases y si es posible antes. El matriculado me hizo un perjuicio muy grande y esto lo veremos.

Comentá la nota