Clases suspendidas y bronca vecinal por otro día con escasa presión de agua

Clases suspendidas y bronca vecinal por otro día con escasa presión de agua

Desde Absa explicaron que debieron reducir el bombeo de agua por una obra para la conexión eléctrica de la planta potabilizadora.

Clases suspendidas en algunos establecimientos educativos y trastornos para incontables vecinos por las canillas secas, fueron algunas de las consecuencias de otra jornada en la que miles de platenses padecieron por las falencias del servicio de agua potable.

Los inconvenientes con el suministro comenzaron por la mañana y se reportaron en diferentes barrios, sobre todo del casco urbano, donde los vecinos pusieron el grito en el cielo por tener que soportar otra jornada con escaso líquido en las redes. Según Absa, el faltante se debió a una obra necesaria para el funcionamiento de la planta potabilizadora de Punta Lara y por la que se debió reducir el bombeo de la Usina Bosques.

Los problemas con el suministro se notaron desde la mañana. Los vecinos se comunicaron, por caso, desde 65 entre 1 y 2, donde aseguraron estar “sin una gota de agua” e hicieron el reclamo 2609569 ante la empresa que distribuye el servicio.

No fueron, claro está, los únicos. En 5 y 72 señalaron que “poquísima” agua salía ayer a la mañana de las canillas, lo que tornaba poco menos que imposible diferentes quehaceres hogareños, desde lavar ropa o los platos hasta higienizarse. “Es una vergüenza, cada dos por tres nos encontramos con el mismo panorama” sostuvo Gladys Suárez, quien, al igual que otros usuarios, se mostró ofuscada sobre todo porque “nadie avisó que esto iba a pasar”.

En la zona de Meridiano V casi ningún inmueble se salvó de la merma de la presión. “ABSA nos tiene de rehenes. Desde anoche sin servicio y como es su costumbre no atienden nuestros reclamos. Ya no se aguanta más”, se indignó un vecino de ese barrio.

Además, establecimientos educativos debieron suspender las clases, como ocurrió con el Jardín 908, de diagonal 74 y 57.

También se sumaron al reclamo por este motivo usuarios de la zona de 8 entre 36 y 37, donde encima se sumó un problema puntual: “Absa rompió nuestra salida de bomberos de la vereda y no se hace cargo. Nueve de las 10 familias que vivimos en el edificio los vimos con una manguera colocada en esa salida de agua. Ahora ¿si a ellos no les pertenece el arreglo por qué lo usaron?”, se preguntaron. Y agregaron que “arreglaron y colocaron un caño en la esquina de 8 y 37 la semana pasada, y ahora nos dejaron sin nada de caudal”.

También hubo un planteo en Villa Argüello, donde hay una pérdida de agua en la vía pública, a la altura de 126 y 5, desde hace una semana, que deja sin el vital recurso a los inmuebles de la cuadra. “Hay muchos ancianos y chicos con discapacidad”, clamaron.

Sobre lo ocurrido, desde Absa explicaron que ayer “se realizó la conexión de un cable de media tensión que lleva la energía eléctrica a la nueva subestación que tiene la Planta Potabilizadora Donato Gerardi. Por tal motivo se debió reducir el bombeo de Usina Bosques durante dos horas”.

“En cuanto a los centros educativos y/o de salud que vean afectados su normal funcionamiento por inconvenientes con el servicio de agua que brinda la empresa, pueden comunicarse al 0800 999 2272 y se les acercará suministro alternativo o se tratará de solucionar el inconveniente con la mayor antelación posible, teniendo en cuenta el rol social que cumplen.”, señalaron.

Coment� la nota