Las clases siguen hasta el miércoles, pero se endurece la pelea judicial con los docentes

El plenario de UDAP re­solvió ayer al mediodía no extender las medidas de fuerza y pasar a un cuarto intermedio hasta el miércoles a las 18, con el objetivo de permitir que se retome el diálogo con el go­bierno.
Pero el conflicto recrudeció ayer en la Justicia, adonde llegaron las presentaciones del gremio y de la Fiscalía de Estado cuestionando la multa impuesta por el juez Roberto Pagés. El magistrado elevó la multa a 35 mil pesos por haber mantenido la la protesta pese a la medida cautelar vigente.

UDAP pidió que se dejara sin efecto la sanción pecuniaria que estableció Pagés. La Fis­calía de Estado, en cambio, so­licitó que la misma fuese más severa y demandaron que se aumentara a 50 mil pesos por día, cuando menos. Ambas presentaciones fueron elevadas a Cámara como una apelación a la primera multa de Pagés.

Sin embargo, ayer en la tarde, el magistrado aumentó el monto de la multa dado que UDAP concretó la se­gunda jornada de protesta pese a que ya había sido notificado de la vigencia de la medida cautelar y de la primera sanción por 10 mil pesos.

Por otro lado, como el plenario resolvió ayer al mediodía pasar a un cuarto intermedio hasta el miércoles a la tarde, el dictado de clases seguirá, cuando menos, hasta la mitad de la semana que viene.

Por la mañana, la ministra de Educación, Cristina Díaz, se había reunido con la conducción del gremio y le había pedido que se vuelva a las ne­gociaciones. El plenario aceptó la invitación y decidió no seguir con la protesta.

Los gremios, entonces, serían convocados nuevamente a la Subsecretaría de Trabajo entre lunes y martes, y se cree que el gobierno tendría para entonces una nueva propuesta de incremento sa­larial.

Comentá la nota