Las clases empezaron con un clima de renovada expectativa

En las escuelas de la ciudad, los actos de apertura se desarrollaron con el ánimo festivo y entusiasta de todo nuevo comienzo. A las aulas fueron cerca de 400 mil alumnos del nivel inicial y primario en toda la provincia de Santa Fe.
Hoy, lunes 2 de marzo, comenzaron las clases del nivel primario en la provincia de Santa Fe. En la primera hora de la mañana, Rubén, portero de vocación, ataba a sus respectivas astas las banderas nacional y la provincial. Faltaban pocos minutos para que comenzara el acto de apertura en la escuela pero Rubén se tomaba su tiempo para realizar el trabajo: parsimoniosamente, con respeto reverencial, preparaba las sedas, las acariciaba. Casi que les hablaba en silencio.

Algo mágico ocurrió durante esos segundos. El portero hacía algo que trascendía el cumplimiento de su tarea: ritualizaba y rendía honor a la herencia sarmientina, al espíritu de la Ley 1.420, al legado del Congreso Pedagógico de 1882. Con su labor cotidiana simbolizaba una esperanza que, aunque olvidada a veces, vale la pena evocar siempre que se pueda: la esperanza de una sociedad más educada, y por tanto más justa, comprometida y libre.

Desde bien temprano, El Litoral inició una recorrida por varias escuelas de la ciudad. El propósito fue un rescate de percepciones y expectativas en las diferentes comunidades educativas sobre un nuevo comienzo de clases en Santa Fe, una de las pocas provincias del país que pudo iniciar el ciclo lectivo sin paros. “Estamos todos muy entusiasmados. Los chicos necesitaban volver al espacio escolar, a un ámbito de interacción, contención y compañerismo”, comentó Liliana Hernández, directora de la Escuela Beleno.

En este establecimiento hubo un incremento inesperado en la matrícula -cuyo número supera los 800 chicos-. “Por eso, al entusiasmo del inicio de clases se suma la ansiedad de reacomodarnos: nos están faltando bancos. Tuvimos alguna dificultad en la organización de los planteles docentes, porque hubo muchos movimientos con las últimas titularizaciones. Pero trataremos de acomodarnos lo antes posible”, dijo.

En el acto de apertura de la Escuela la J. J. Paso, el blanco reluciente de los guardapolvos daba un poco de claridad al patio de la escuela, al que todavía no llegaban las primeras luces de la mañana. La directora del establecimiento dirigió palabras de bienvenida a los niños ingresantes: “La escuela nos invita a transitar el camino de la vida. Nosotros, maestros y papás, estamos para acompañarlos. El desafío está en ser mejores cada día”, enfatizó.

Transición

Algo más breve pero no menos emotivo fue el acto en la Escuela 4º Centenario, Bv. Gálvez al 1300. Allí, la voz aguda de una maestra invitó: “Chicos, antes de ir a las aulas vamos a disfrutar de un rico desayuno”. No hubo objeciones. “Las expectativas son las mejores, hay mucha alegría y ánimos renovados. Nos enfrentamos a un año de transición, pero siempre tenemos el refuerzo inclaudicable de nuestro plantel docente. El maestro siempre está”, reivindicó Gloria, la vice. El edificio donde funciona esa primaria -que es patrimonio histórico provincial- cumple 100 años el próximo día 9, y sus paredes tienen problemas serios (ver aparte).

Raquel es maestra de grado y trabaja en la 4º Centenario. “Empezamos con todas las ganas. Somos concientes de que este año será bueno, las titularizaciones fueron un paso importante y el aumento salarial tras las paritarias también. Pero aún falta mucho para mejorar: hay que recomponer una larga postergación del sector docente. Creo que se va por buen camino, pero falta”, refirió.

Por el norte

A medida que el mapa de la ciudad se reclina hacia el norte, el blanco de los guardapolvos ya no es tan blanco. La condición social cambia, y el contraste con la realidad del centro se va acentuando. Muchos niños conservan el mismo uniforme de años atrás, y algunos deberán disimular con un poco de vergüenza algún remiendo o las mangas percudidas. “No importa, el guardapolvos los iguala”, dijo una maestra al pasar.

“Yo quería volver a la escuela”, confesó un chiquillo de 3º grado con una sinceridad que conmovió. En la Escuela República Oriental del Uruguay, el primer recreo fue una jubilosa celebración de juegos.

Un poco más allá, en la Ballerini -Vieytes al 5300- el olor al desinfectante del salón de actos se mezclaba con la colonia de las mamás. “Estamos muy contentos por esta nueva etapa. Además, la matrícula se incrementó notoriamente. Nunca creí que, con tantos chicos nuevos, me pondría contenta de saber que nos faltan sillitas y mesas”, dijo a El Litoral Graciela, la directora. Aunque no se olvidó de recordar que las paredes necesitan atención inmediata: “Hay mucha humedad, y la falta de mantenimiento está tirando los revoques”.

Los matices del primer día de clases fueron muchos y variados. Las maestras se pusieron al día con los mates del primer recreo. Limpiar y acomodar, la misión de las porteras. Los chicos y el reencuentro. Lo importante es recordar siempre que en la escuela -institución donde anidan los sueños y las frustraciones, las alegrías y los fracasos, los objetivos sociales y pedagógicos de la sociedad-, se comienza a moldear aquello que seremos de grandes. La historia nos juzgará no por quiénes somos, sino por lo que hemos aprendido.

La ceremonia oficial

El gobernador Hermes Binner, acompañado de la ministra de Educación, Elida Rasino, y funcionarios municipales y legisladores provinciales y nacionales, inauguró hoy a la mañana el año lectivo en la escuela primaria Nº 610 República de Bolivia, en Rosario, donde el mandatario provincial instó a la comunidad educativa “a trabajar para que los niños de la provincia puedan educarse en libertad y en igualdad para de esa manera poder pensar libremente”.

La escuela en la que se realizó el acto fue fundada en 1929 y su actual director José Luis Bonacorzo hizo hincapié en la ceremonia en la vinculación que tiene la institución con el barrio Parque. “Es necesario que la escuela garantice la educación en plena democracia, donde se destaquen las diferencias”, aseguró el director en el inicio del acto que se llevó adelante en uno de los patios del establecimiento.

“Tenemos la convicción de que la educación debe ser uno de los momentos fundamentales del ser humano”, señaló el gobernador y clavando la mirada en los niños que iniciaban hoy el primer grado agregó: “No hay mejor alegría ver que los niños llenen las escuelas. Cuando comienzan las clases el humor de la gente cambia; hay más esperanza”, aseguró Binner.

“Tenemos el deber de luchar para que estos niños crezcan en libertad en una vida plena con toda la sociedad”, dijo el mandatario y advirtió que “con una escuela que enseñe a leer y a pensar los niños serán libres. Ese niño puede generar solidaridad y tener compromiso social”, agregó el gobernador.

A su turno, la ministra de Educación destacó que “la escuela es un hacer cotidiano de voces para abrir los corazones para dar paso al conocimiento y al pensamiento”. Rasino reflexionó que “en el inicio de las clases vale la pena dejar por un momento el malestar para dar paso a la esperanza”.

En Números

292.591 alumnos del nivel primario (público) comenzaron las clases en toda la provincia.

105.582 son los alumnos que asisten a escuelas privadas.

31.169 chicos fueron a las aulas en nuestra ciudad.

67.531 alumnos pertenecen a la Regional Santa Fe.

Dificultades

En la mayoría de las escuelas visitadas aparecieron los históricos problemas edilicios. La mampostería de las paredes se muestran afectadas por la falta de mantenimiento, y la humedad estuvo haciendo estragos. “Hicimos todas las gestiones para recibir pintura, y creo que la Municipalidad nos donará un poco para cambiarle la cara a la escuelita. El problema es el estado de las paredes, afectadas por la humedad y el tiempo. Nos hará falta ver cómo pagamos la mano de obra”, dijo la vicedirectora de la Escuela 4º Centenario. Misma suerte para la Ballarini y otros establecimientos que se recorrieron.

Sin clases en 12 provincias

Hoy no comenzaron las clases en la mayoría de las escuelas públicas porteñas ni en doce provincias: Buenos Aires, Entre Ríos, Catamarca, Santiago del Estero, Corrientes, Chaco, San Luis, Córdoba, Salta, Jujuy, Neuquén y Río Negro. “Esperamos que esto sea un llamado muy fuerte de atención y que los gobiernos provinciales nos convoquen durante la semana y se encuentre una solución, porque no tenemos vocación de parar sino de resolver los problemas de los trabajadores de la educación”, resaltó Stella Maldonado, titular de Ctera.

Comentá la nota