Un claro indicador de recesión: La morosidad en Jujuy

Una investigación realizada por nuestro medio reveló que 3,5 de cada 10 jujeños que solicitan créditos en la realización de una operación comercial registra deudas en otros comercios. Cada mes alrededor de 20.000 comprovincianos acude a mueblerías, casas de electrodomésticos, financieras o comercio que otorgue créditos, con la intención de realizar alguna operación comercial con facilidades de pago. Sin embargo, cuando el comercio corrobora sus antecedentes crediticios se da con que 7.000 de ellos, en cifras aproximadas, no pagó sus deudas en otras oportunidades.
Por esta razón un 35% de los créditos son rechazados por las firmas comerciales, es decir, por la condición de moroso que manifiesta quien lo solicita.

Consultado por Jujuy al día, el gerente del Instituto de Informaciones Comerciales (Organización que se podría asimilar al reconocido sistema VERAZ) Ricardo Israel, dio a conocer que la morosidad es muy frecuente en la provincia y se incrementa luego de las fechas festivas, como el día del padre, de la madre o las fiestas de fin de año. Además, por una cuestión lógica, aseveró que los momentos de recesión económica son fácilmente observables desde sus oficinas.

La falta de pago del segundo vencimiento determina la morosidad y que por ello aparezca en este registro. Es decir que si transcurrió el segundo incumplimiento de pago de su deuda, la empresa que otorgó el crédito manda la información del titular al registro, quien, previa notificación, será un nuevo integrante de la larga lista de morosos de nuestra provincia.

No obstante, Israel indicó que es un buen número, aunque menor, el de los afectados que cada mes regularizan su situación: un promedio de 4.000 personas finalmente cancela su deuda, sin que tenga que mediar la justicia. "El 90% de la gente paga en el comercio con retraso, le cobran los intereses que corresponden, pero no hay necesidad de que intervenga la justicia", aseguró.

Según el gerente de la entidad, una vez cumplida con la obligación, el cliente puede tener la tranquilidad de que en 48 horas dejará de integrar la lista.

Por otra parte, la ley también se ocupa de regular los datos de las personas en registros de este tipo. Según el artículo 26, en su inciso 4, de la ley 25.326 de habeas data, sólo se podrán archivar, registrar o ceder los datos personales que sean significativos para evaluar la solvencia económico-financiera de los afectados durante los últimos cinco años. Esto quiere decir que transcurrido ese tiempo, el deudor no figurará en los registros. Pero por si algún moroso desprevenido ya estaba alegrándose, vale aclarar que esto no implica que su deuda haya desaparecido, sino que persiste bajo la forma de un crédito acordado, con la posibilidad de que el acreedor vuelva a afectarlo por 5 años más.

Las cifras

· Las empresas solicitan 20.000 informes mensualmente

· 7000 deudores ingresan al registro de informaciones comerciales

· 4.000 egresan de dichos registros

· Para afectar al cliente las empresas esperan a la segunda factura impaga

· San Salvador de Jujuy y San Pedro zonas con mayor cantidad de morosos

· El 90% de las deudas se regularizan sin intervención de la justicia

Comentá la nota