Y el Clarín, estridente fugó

Se conocieron detalles de las cuentas en el extranjero a nombre de Ernestina Herrera de Noble y demás integrantes del Grupo Clarín. Esto, en el marco de una investigación sobre fuga de capitales. Allí aparecen otros 200 empresarios argentinos.
Todo va bien hasta que aparece algún arrepentido. Eso habrán pensado Ernestina Herrera de Noble y otros integrantes del Grupo Clarín cuando se conoció la declaración de Hernán Arbizu, un ex ejecutivo de JP Morgan que brindó detalles sobre cuentas que 200 empresarios argentinos tienen en el exterior. Allí aparece, sobresaliendo, la dueña del imperio multimediático más poderoso del país.

Al respecto se refirió el economista y profesor de la UBA Horacio Rovelli, quien brindó pormenores de la investigación y además hizo mención a la cantidad de divisas que se están sacando del país, todo sostenido por un mecanismo en negro que habilita maniobras fraudulentas.

N&P:- ¿Cuánto dinero lleva sacado el Grupo Clarín del país?

H.R.:- En la Argentina, según el balance cambiario del año 2008, salieron del país US$23.000.000.000, mientras que nosotros exportamos por US$70.000.000.000 al año. Es decir, más de un cuarto de nuestras exportaciones. Ese es el deporte favorito que hace un amplio sector que se ha enriquecido en nuestro país, que está azuzado porque hay facturas en negro, todo un sistema en negro. Y ¿por qué van a poner plata afuera? Porque obviamente esa plata no tiene origen blanco y el origen negro es porque tienen posibilidad de imponer precio y de acordar precios con compradores y vendedores. Sin que el Estado participe. En el caso al que nos estamos refiriendo, se conoce la circunstancia a través de un arrepentido, Hernán Arbizu, que era un ejecutivo de JP Morgan, uno de los tres bancos más grandes de los Estados Unidos.

N&P:- ¿Qué función cumplió este ejecutivo?

H.R.:- Este funcionario, además de manejar fuentes secretas, tenía sus propios manejos. Lo demostró en su declaración, cuando dijo que le tuvo que sacar plata a un cliente para darle a otro, con lo cual cayó preso, y estando preso, para poder aliviar la pena, se ofreció como testigo arrepentido de lo que hizo todo el banco. Su testimonio indudablemente demuestra que esta clase de operatoria la realizó todo el banco, y el origen de la plata es siempre plata en negro. Son cuentas numeradas, secretas, que se dieron a conocer a través de un listado. En ese listado hay 16 cuentas -aunque son más de 500 en total- que pertenecen al Grupo Clarín, a la familia de Ernestina Herrera de Noble, a Héctor Magnetto y a otros directivos de Clarín. El total de las 16 cuentas se calcula en unos US$298.000.000.

N&P:- ¿Entonces este sería un caso en que queda demostrado que en la Argentina hay plata, pero se la roban?

H.R.:- Exactamente. Aparte está demostrado macroeconómicamente. El ahorro supera a la inversión, lo que pasa es que ese ahorro se fuga. Le repito que el balance cambiario, según el dato oficial del Banco Central de 2008, marca una fuga de US$23.000.0000.000. Estoy esperando a que salga ahora el balance de los trimestres de 2009 para ver que ‘los muchachos’ continúan en la misma tesitura. De estos US$298.000.000 que tiene el Grupo Clarín en estas 16 cuentas, hay una que pertenece a Ernestina Herrera de Noble por US$154.000.000. Es una cifra que a uno no le entra en la cabeza. Lo que se sospecha es que ella tiene mayores ganancias, el Grupo todo, pero se sabe que el 35 % hay que pagarlo en impuestos.

N&P:- ¿Está diciendo que los números son mayores?

H.R.:- Se sospecha que ellos tienen mayores ganancias, son sospechas fundadas. Pero esto lo tiene que ver la Justicia y ese es el problema. Una vez que la Justicia tiene plena prueba, después el Gobierno llama a un blanqueo. Entonces ella asume el blanqueo, se hace cargo, paga una suma irrisoria, una mínima parte, y con eso lava todo lo que quiso lavar y nadie le dice nada porque ha actuado dentro de las leyes nacionales; la Ley de Blanqueo permite eso. Es muy duro ver que hay sectores en la Argentina que están tan enriquecidos. Y hay casos peores que Clarín. Dentro de las 55 cuentas aparecen el Grupo San Jorge, los Blaquier, el Grupo Constantini, gente de la familia Bemberg, un montón de personas e instituciones. Pero el Grupo Clarín importa más porque ha logrado imponer la noticia, ha generado noticias. En vez de ser espejo de la realidad, es formador de opinión.

El que le da de comer

N&P:- ¿Se podría decir que el Grupo Clarín existe porque la política lo permitió?

H.R.:- Y… podemos remontarnos a muchos orígenes, como forma flagrante fue en 1976 con la dictadura militar, cuando una empresa privada que estaba intervenida por el Estado, como era Papel Prensa, fue dada a tres medios periodísticos; uno de ellos Clarín, que hoy tiene el 37% de las acciones, al Grupo La Nación y a lo que era La Razón. Bueno, hoy Clarín tiene el 100% de AGEA, el 49% de la revista Elle, el 33% de una empresa de diarios del interior, el 23% la agencia DyN, el 97% de Artear, el 100% de Radio Mitre, el 100% de Multicanal, el 51% de DirecTV, el 100% de Ciudad Internet, el 60% de TyC Sports…

N&P:- A simple vista sabe como a demasiado…

H.R.:- Es un grupo muy poderoso, con clara influencia sobre los medios y sobre la formación de la opinión. Y esto se debe a la "Ley Dromi" de Reforma del Estado durante la época de Menem, que eliminó un inciso por medio del cual existía para el mismo dueño la imposibilidad de acumular medios de comunicación. Esto permitió, por un lado, que este grupo blanqueara lo que tenía con nombres de testaferros y por el otro sintonizara una de las radios con mayor audiencia en Capital Federal, uno de los canales más vistos del país, el diario más leído del país. Estamos hablando de un grupo de gran poder económico. Bueno, los dueños de ese grupo tienen en un banco US$298.000.000. Y puede haber otros bancos.

El maldito arrepentido

Hernán Arbizu, el argentino arrepentido que trabajaba para el JP Morgan, administraba más de US$200.000.000 en activos de clientes ricos, gente con negocios en esta parte del planisferio, especialmente Chile y la Argentina. Su especialidad era ayudar a lavar dinero, pero cuando cayó preso tras una maniobra fraudulenta, decidió cooperar con la Justicia y comenzar a revelar datos de cuentas repletas de divisas en negro.

Según comenta un artículo del diario Crítica, el arrepentido tiene un aspecto que lo hace parecer un farmacéutico o un ingeniero. Sin embargo, este hombre de 39 años es economista y hace 16 años ingresó a la City porteña para ir escalando posiciones y llegar hasta el centro neurálgico de los mercados del mundo: Nueva York. En 2006 entró al JP Morgan.

Más allá de su historia personal, Arbizu comenzará a ser reconocido a partir de ahora por lo que destapó con su declaración. Principalmente con los datos aportados sobre los cuentas pertenecientes a Noble, Héctor Magnetto y demás directivos y familiares, todos vinculados al Grupo Clarín. Según documentos oficiales, en el dudoso podio figuran primera la cuenta de Ernestina Laura Herrera de Noble por US$154.482.039,49; segunda, la de Silkwood Investments Limited por US$32.540.047,75; y en tercer lugar la de Mather Holdings Limited por US$27.828.341,17. Pero hay más. Muchas más.

Comentá la nota