Clara García arrasó en la interna a concejal del Frente Progresista.

Festejo moderado, sonrisas de ocasión y una apática corte de militantes arroparon el frío ambiente en donde Clara García exhibió su contundente victoria dentro del Frente Progresista.
Con casi el 75 por ciento de los votos, la lista que encabezó la secretaria de Producción municipal se impuso holgadamente, colocando diez postulantes de una nómina de once.

Sorteadas de manera positiva las primarias, ahora García deberá ponerse al frente de la campaña y tratar de sumar más concejales oficialistas al intendente Miguel Lifschitz, quien ya cuenta con mayoría en el Palacio Vasallo y también buscará plebiscitar con éxito su gestión en Rosario.

Al contrario de lo que sucedió en las primarias de 2007, esta vez la lista que lideró Clara García tuvo una integración más plural, sin hegemonía absoluta del Partido Socialista (PS).

No obstante, de todos los que compitieron por fuera de la lista oficial, el único que se logró colar en la composición definitiva de la nómina fue Nire Roldán, del ARI. El resto quedó bastante lejos y sin posibilidades de integrarse a la grilla de candidatos.

La lista de concejales que intentará perpetuar el triunfo del Frente Progresista en Rosario quedó integrada así: Clara García, Gonzalo del Cerro, Pablo Colono (va por la reelección), Oscar Greppi, Roberto Bruera, María Inés Jasienovicz (va por la reelección), Marisa Pugliani, Ariel Torres, Nire Roldán, Juan Jaureguiberry y Gabriela Estrella.

Clara ganadora. Apenas se conoció la tendencia definitiva, García apareció en el estrado y brindó las primeras impresiones de estas primarias atípicas, en la que hubo 30 días de veda desde que se postergó la elección por la emergencia sanitaria, el 5 de julio pasado.

"Nuestra lista fue la más votada. Ganamos ampliamente dentro del Frente Progresista y nos impusimos también sobre el resto de los candidatos de los demás partidos", dijo García, arrancando el primer aplauso de los que se acercaron al búnker, entre ellos el intendente Miguel Lifschitz y el secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi.

García reconoció que la suma de los votos peronistas superó al socialismo y asociados, pero lo atribuyó a la variada cantidad de oferta que presentó el PJ, unas 27 listas en total contra apenas seis del Frente Progresista.

La secretaria de la Producción afirmó que las primarias no son un parámetro para medir la intención de votos en una general. También fue cauta a la hora de especular sobre la cantidad de concejales que lograrán imponer. "Ahora comienza otra campaña y debemos tomar este resultado como un compromiso para seguir trabajando por la ciudad", declaró la candidata más votada de Rosario.

Comentá la nota