"Hay una clara conciencia de la crisis existente"

Así lo aseguró uno de los empresarios presentes en el encuentro que se realizó en Buenos Aires. Se firmó un acta de concertación para mantener la paz social. No habrá despidos y se trabajará en medidas fiscales que permitan sobrellevar la crisis a las pesqueras.
Durante más de cuatro horas, ayer por la tarde el jefe de Gabinete, Pablo González, el subsecretario de Pesca de Nación, Norberto Yahuar, su par provincial Rodolfo Beroiz, el ministro de la Producción, Jaime Alvarez, el secretario de Trabajo, Raúl Santibáñez, el diputado nacional Arturo Rodríguez, el intendente de Puerto Deseado Luis Ampuero, el concejal Raúl Mella, la totalidad de los empresarios pesqueros de Puerto Deseado y los secretarios generales del Somu, Omar Suárez, y de la STIA, José Aguilar, estuvieron analizando en un encuentro de Concertación, impulsado por el Gobierno de Santa Cruz en la ciudad de Buenos Aires, el acta que finalmente firmaron en aras de mantener la paz social en la ciudad portuaria.

De acuerdo a lo que pudo saber La Opinión Austral, todas las partes coincidieron en que el encuentro "fue positivo y sirvió para trabajar en la unificación de criterios". Otro de los participantes aseguró que "es la primera vez, en años, que se da una reunión de este tipo".

La conciencia general es que la crisis está instalada y se debe buscar la forma de poder seguir adelante en esta actividad, que es el corazón económico de Puerto Deseado.

Las empresas se sentaron para explicar que "el agua nos llega al cuello", aunque al término del encuentro destacaron que el encuentro "fue bueno".

En ese sentido, indicaron que "se fijó una agenda de trabajo para seguir de cerca cómo evoluciona la crisis", explicó a este diario Alfredo Pott, de CAPECA. Ese punto fue destacado por el empresario, ya que "todos estabamos conscientes de la crisis que existe" y en "ese marco, se firmó el compromiso de paz social y de no despidos".

Los empresarios explicaron que "hoy existe un alto costo de operación de los barcos, empeorado por la retracción del mercado, el producto no se vende", lo que hace que hoy existan en puerto 17 barcos parados, ya que sin venta del producto e inexistencia de financiamiento, "la cadena de pagos está muy golpeada".

Algo que a través de un petitorio fue planteado por la Cámara de Comercio de Puerto Deseado, que fue puesto sobre la mesa por el intendente de la localidad, Luis Ampuero.

Los comercios piden que se reinvierta en Puerto Deseado y que las empresas vuelvan a comprar en Deseado, lo que hoy no hacen. Además, piden que se achiquen los plazos de pago que existen por parte de las empresas pesqueras.

Beneficios fiscales

"Se acordó en trabajar en conjunto con Nación algunas iniciativas de tipo fiscal, sobre las cuales ya están avanzando los legisladores nacionales", dijo Raúl Santibañez a La Opinión Austral.

En ese sentido, el secretario de Trabajo explicó que se firmó un acta de concertación, por la cual las empresas se comprometen a mantener el nivel de empleo y se acordó que la cuestión salarial será resuelta entre los sindicatos y las empresas.

Para Santibáñez, fue "una buena reunión, porque el panorama es muy complejo y valió la pena el esfuerzo de poder trabajar en conjunto, para tratar de fijar las reglas de juego que permitan darle sostenimiento y previsibilidad a la situación actual".

Según confirmó Pablo González, jefe de Gabinete, a La Opinión Austral, la provincia difirió hasta el próximo año el 50 % del valor del permiso de pesca, lo que junto con otras iniciativas fiscales implicaría diferir 7 millones 140 mil pesos, aproximadamente.

Por otra parte, también se incluyó en el acuerdo la presentación, que se hará la próxima semana, de un plan de facilidades de pagos para los comercios de Puerto Deseado , además de una moratoria para la tasa del 2 % que pagan las pesqueras.

Gustavo Federici, de FM Desiré de Puerto Deseado, presente en el encuentro, destacó en diálogo con este diario que "es positivo que por primera vez se aborde el análisis de la situación con profunda seriedad".

Sostuvo que, pese a las diferencias que por ahí se presentaron, todos trataron de buscar las coincidencias, atentos a la gravedad de la crisis que se vive.

Una de las quejas de las empresas es la imposibilidad de acceder a fuentes de financiamiento. "Nosotros vamos a tratar de armar un fideicomiso, como hizo Chubut, para que puedan acceder a través del BICE, a los 80 millones de dólares que puso la Nación para el sector", explicó González.

El jefe de ministros calificó de "muy positivo" el encuentro, toda vez que se pudo acordar el mantenimiento de las fuentes de trabajo "en un escenario donde hoy están saliendo a pescar sin poder vender lo que pescan", explicó.

Otro de los puntos están en la cuestión de las ventajas comparativas por puertos patagónicos, que se podrán dar a través de un decreto del Gobierno nacional, toda vez que la ley cayó. "Hay un proyecto que terminó el senador Nicolás Fernández, que nosotros acompañamos y que está en consideración de la ministra de la Producción, Deborah Giorgi, para evaluar el impacto fiscal que para la Nación puedan tener estas disposiciones".

Finalmente, el funcionario provincial indicó que "este tipo de encuentros, bajo el mecanismo de Concertación, son muy positivos, porque nos permiten evitar conflictos a futuro, tal como hicimos en el sector del petróleo o de la minería".

Comentá la nota