Civale aclaró que el Municipio no analiza la emisión de bonos

En diálogo con una radio capitalina, el secretario de Hacienda había manifestado que es una herramienta que tienen los municipios para enfrentar la crisis económica. No obstante remarcó que las altas tasas de interés convierten en inviable esta medida.
En el marco de la crisis económica por la que atraviesan los municipios, Radio Continental consultó al secretario de Hacienda de Tandil, Matías Civale, para conocer cuál es la situación en esta ciudad.

En ese contexto, el funcionario tandilense expresó que "la verdad que en general todos los municipios estamos enfrentando situaciones complicadas debido al modelo que nos lleva a una dependencia del gobierno de la provincia. Estos meses recibimos un monto significativamente menor al que se nos había anunciado", dijo el funcionario municipal.

En el caso de Tandil, siguió Civale, "tiene casi seis millones menos de recursos y esto nos lleva a repensar todos los gastos. En muchos casos repercute en los recursos humanos".

"La limitación más importante es que el nivel de endeudamiento de la provincia ha acaparado todo el financiamiento público, más allá de que no estamos en la economía general", agregó.

Civale expresó que cuando uno está ante una de estas crisis "todas las medidas las estamos pensando, desde reducción al máximo de gastos".

Allí se le preguntó si el Municipio podía emitir bonos, algo que no descartó.

Ante esta declaración, el programa "Disculpe las molestias", de la 104.1, consultó al funcionario para conocer cuáles eran esas posibilidades.

"En un momento de crisis económico financiera, los estamentos estatales no podemos descartar ninguna herramienta: incremento de impuestos, reducción de gastos, de personal y endeudamiento, entre otras".

Sin embargo, aclaró Civale que muchas de esas medidas son impracticables desde lo político (la suba de impuestos) o desde lo técnico (endeudamiento o emisión de bonos".

No obstante, señaló que hace algún tiempo, el Municipio de Tandil evaluó esa posibilidad, para lo cual contrató a una calificadora de riesgo. En ese momento estaban en vigencias las AFJP que, por contrato, estaban obligadas a financiar obra pública de municipios.

"Cuando pasaron a manos del Anses, hicimos una consulta para saber si la iniciativa seguía vigente -agregó-. Pero la situación había cambiado sustancialmente y los intereses son realmente altísimos, con lo cual se descartó por completo la idea", remarcó Civale.

Comentá la nota