Ciurca reconoció que no sabe cuántos gendarmes vendrán a la provincia

El ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, habló esta mañana del anuncio que hizo ayer la presidenta Cristina Fernández, quien destinó 50 millones de pesos para afrontar el problema de inseguridad de Mendoza, y reconoció que todavía no sabe cuántos gendarmes vendrán a la provincia porque en el convenio que firmaron no estaba estipulado.
"Hemos hablado ayer con el ministro de Seguridad de la Nación, con el comandante de Gendarmería, y nos confirmarán el refuerzo que enviarán porque cuantitativamente no estaba definido para la provincia de Mendoza pero sí la disposición de fortalecer lo que nosotros ya tenemos en Mendoza", señaló.

Aunque no pudo hablar de cifras exactas, el funcionario explicó que "actualmente hay 850 gendarmes en la provincia, a partir del convenio que se firmó (uno anterior al anunciado ayer) están llegando unos 150 que están dentro de esos 850 y que van a reforzar las tareas operativas que realiza la policía".

Señaló que las tareas que tendrán los efectivos de Gendarmería ofrecidos por la presidenta ayer tienen que ver con el control y prevención, y trabajarán en la Ruta 7, el ingreso y egreso de la Ruta 40 en el Norte y en el Sur, el Corredor Internacional y otros operativos que no serán en las rutas.

"En las rutas se prevé el control del tránsito vehicular y peatonal y se transfiere con un convenio el poder de policía para el gendarme y también puede poner multas. En otros lugares harán de requisas de personas y de vehículos y detenciones profundizando el control de narcocriminalidad", explicó.

Aseguró que esto les permite liberar una gran cantidad de policías que hacen controles en las rutas y también se reforzarán los operativos con mayor personal.

Ciurca manifestó que se convocará entre 200 y 300 policías retirados de entre 48 y 50 años, con capacidad para diferentes tareas, en especial para realizar los patrullajes por las calles de Mendoza.

Dijo que la semana que viene estarían dadas las condiciones para recibir los primeros 25 millones que enviará la Nación y que se comprarán 600 cámaras de seguridad que se instalarán en el microcentro, los ingresos principales del Gran Mendoza, parte de la zona Este y parte de la zona Norte incluyendo Lavalle y Jocolí.

"El centro de monitoreo va a estar en el CEO (Centro estratégico de operaciones) que tiene que ver con los desplazamientos y la acción inmediata. Los monitoreos en los departamentos no son para dar órdenes de desplazamiento sino para verificar cuáles son los recursos existentes y dónde se dispusieron los recursos", aseveró el encargado de Seguridad.

El ministro afirmó que "el problema más grave que tiene Mendoza es la violencia y que está relacionado a los valores que se le da a la vida. El dato de febrero es que de los 9 homicidios 8 tienen que ver con violencia entre conocidos o familia".

Comentá la nota