Ciurca: "Para ellos soy el que mató a la víctima".

El ministro de Seguridad habló después de haber sido insultado por los vecinos tras el crimen de la Sexta. "Son reacciones producto de la impotencia", aseguró.
Tras 48 horas de adrenalina al límite, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, reflexionó sobre el repudio vecinal que vivió en la Sexta Sección por el homicidio de Mirta Quinteros, del que él y sus funcionarios debieron huir desencajados, que además activó las alarmas del Gobierno en plena campaña electoral y que se compensó un día después con el esclarecimiento del hecho.

Ratificó que continuará con la práctica de ir a hablar con los vecinos, dijo que piensa ser ministro de Seguridad hasta el último día del gobierno de Celso Jaque y aunque admitió que los tiempos electorales potencian todo y "se está en manos de Dios", no se siente presionado.

Mandarinazos, lechugazos y escupidas de los vecinos y familiares de Mirta Quinteros fue lo que recibieron él y su equipo la noche del lunes en la esquina de Olascoaga y Lugones: ¿bronca, reclamo, rechazo a la política de seguridad, reproche a la promesa de bajar el delito en seis meses?

El ministro respondió: "Creo que son reacciones productos de la impotencia. No sé si es una factura a promesas electorales anteriores, no puedo hablar en nombre de nadie".

Entonces dejó ver su vivencia personal: "Lo que sí sé es que cuando voy a esas reuniones los vecinos depositan todo sobre mí. En un momento soy yo el que maté. Soy el causante. Para ellos soy el que mató a la víctima".

Incluso sostuvo el argumento con una experiencia personal: "Esa noche alguien me gritó: `Vos la mataste a mi tía'".

El ministro dijo que no es la primera vez que le pasa desde que asumió el cargo. "Algunos te lo dicen, otros no", pero lo calificó de "reacción natural resultado de la impotencia, del dolor genuino y de la vivencia personal de la comunidad".

Sin embargo explicó que esta primera reacción de la gente se va diluyendo "porque luego viene el espacio del diálogo, de la reflexión con los afectados y ya hay otra actitud".

Ratificó que seguirá yendo a hablar con los vecinos afectados por el delito aunque no lo reciban del mejor modo. "Esa es mi impronta, la impronta de mi gestión, ir y estar en el lugar; podría hacerlo desde un escritorio y por teléfono, pero no es mi estilo".

Ciurca recalcó que le digan lo que le digan "no voy a dejar de ir ni tampoco voy a confrontar con ningún vecino víctima de la inseguridad. Nunca lo hice ni lo voy a hacer porque ante el dolor genuino estoy desarmado, ante el delito no".

Violencia versus cantidad

Carlos Ciurca señaló que lo peor que trae en estos tiempos la inseguridad "es la violencia conque se delinque", y argumentó que este factor licua cualquier descenso estadístico del delito.

El ministro analizó que "antes, hace algunos años, había más hechos delictivos pero con menos violencia. Ahora es distinto: hay mayor agresividad. Las diferencias entre conocidos que antes se arreglaban a los golpes ahora se disputan con más violencia y con armas".

En ese tren de razonamiento concluyó: "Así tenemos que hoy es en vano discutir sobre la estadística del delito porque un hecho violento vale por cien".

Ciurca agregó que "ya no hablo de homicidios, hablo de que una persona entra a robar y muele a martillazos a la víctima".

Es más, el ministro se preocupó en poner el tema de los asesinatos en lo que él considera su justo término: "El 90% de los homicidios son entre personas conocidas, ya sea ajuste de cuentas, riñas, violencia intrafamiliar, disputas personales. El resto son por hechos relacionados con robos y el delito común".

Éxito conjunto

En cuanto al esclarecimiento del caso Quinteros, el ministro destacó "el trabajo coordinado y conjunto que tuvimos con la Justicia; ésa ha sido la clave para resolver este caso".

Al respecto señaló que "cuando llegó la hora de los allanamientos que necesitábamos pedir tuvimos al fiscal especial Daniel Carniello y al juez de Garantías Aníbal Crivelli, quienes estuvieron en persona ejecutando los procedimientos y autorizando otros nuevos que surgían en el momento y que permitieron una coordinación con muy buenos resultados".

Comentá la nota