Ciurca: "Ningún chico empezará las clases sin sus zapatillas"

El ministro estrella de Jaque cuenta cuáles son sus objetivos en el nuevo cargo y niega que el cambio de función responda a sus ambiciones electorales.

Lo primero que Carlos Ciurca mudó desde el Ministerio de Seguridad a su nuevo despacho en Desarrollo Humano fue el retrato de Juan Perón y su ejemplar de la primera edición de "La razón de mi vida", de Evita.

Ciurca es un peronista clásico que se convirtió en la vedette política dentro del alicaído gabinete de Celso Jaque. De hecho, logró resolver conflictos que no eran de su competencia y mantuvo sin sobresaltos el área más caliente del Gobierno en el último año y medio.

El hombre dejó Seguridad para hacerse cargo de las políticas sociales, un espacio que anhelaba para acercarse a lo que considera su raíz política. Asegura que hace falta "más gestión política" para salir de la crisis. Y promete trabajar todo el día "en el lugar de los hechos". Como anticipo, ya anunció que "ningún chico de Mendoza empezará las clases sin zapatillas".

-¿Cómo se decide políticamente el cambio de ministerio?

-En la evaluación de cuáles son los problemas que tienen prioridad y que son graves en la provincia de Mendoza surgieron la pobreza y la violencia. El desafío para el que me convoca el Gobernador es para tener una política muy activa en relación a este problema.

-¿Qué objetivos tiene?

-Conceptualmente hemos definido como objetivo a mediano plazo trabajar mucho en función de tres pilares: la familia, la educación y la organización comunitaria, a partir de promover valores y virtudes. Hemos armado un conjunto de acciones que van a estar enmarcadas en "Mendoza solidaria en el Bicentenario" y tienen que ver con la interacción de todos los ministerios. Hay un sobrediagnóstico de la situación, hay temas que todos conocemos, pero el Estado decididamente debe ser promotor y tener un desafío y una impronta.

-¿Qué deben mejorar?

-El ministerio tiene programas muy completos, pero hay que optimizarlos con los de otros ministerios. En el resto tiene que ver con una impronta, con un desafío que asumo personalmente y que es la responsabilidad de los funcionarios públicos en esto.

Quienes elijan seguir siendo funcionarios (de los actuales integrantes del gabinete social) van a tener que trabajar no menos de 12 horas por día, porque yo voy a trabajar más de 12 horas. El que no pueda hacerlo tendrá que dar un paso al costado. Voy a estar en todos los lugares. No sirve ser funcionario de oficina, hace falta gestión política.

-¿Qué significa eso?

-Como ejemplo, en Navidad visité el hogar Santa Marta, donde hay más de 100 adultos mayores alojados, algunos en estado crítico. Y había una sola enfermera. Por escrito me decían una cosa...ahora, lo concreto es que había una enfermera. Voy a recorrer toda la provincia. Yo quiero funcionarios políticos.

-¿Hay un contraste entre los políticos y los técnicos?

-En Seguridad fuimos netamente políticos. El político tiene que tener convicción con una tarea concreta y cotidiana todos los días. Eso no es compatible con encerrarse en una oficina. El técnico tiene otra responsabilidad, que es diseñar y elaborar mecanismos de evaluación. ¿Es importante? Sí, pero hay eficientes empleados de carrera que tienen ese perfil. Cuando hablamos de funcionarios políticos, deben cobrar el sueldo por asumir el triple de compromisos.

-¿Es un objetivo acercarse a las bases para capitalizarlo políticamente?

-Sí, totalmente. Le va a servir a todos los que lo hagan, Pero no con una visión político-partidaria, sino con una visión política de sentir que el esfuerzo que uno hace tiene resultados. En lo que me toca dentro de un equipo de Gobierno, voy a cumplir con lo que creo que me va a dar autoridad para exigir.

-¿Al Gobierno le faltan más funcionarios políticos?

-Sí, faltan. Pero en esta segunda etapa el Gobernador ha dado lineamientos muy claros: funcionarios comprometidos y compartiendo en cada lugar la demanda.

-¿El cambio de ministerio tiene que ver con esa necesidad de capitalizar electoralmente los logros?

-No, yo no lo vinculo. Hay una situación social y económica de la provincia que requiere un perfil específico, que es ser un militante de la gestión. Por ejemplo, ya hablamos con algunos sacerdotes y pastores y lo hablaremos con las organizaciones: en marzo no debe haber ningún chico al que le falten zapatillas para ir a la escuela.

-Muchas veces se plantea la diferencia entre el asistencialismo y la promoción de derechos.

-Tenemos que mantener la protección y restitución de derechos. Hay sectores que requieren asistencia, porque hay chicos que si no reciben eso no tienen cómo alimentarse. Algunos pueden plantearlo como asistencialismo, yo lo planteo como la obligación del Estado de garantizar derechos básicos.

-¿Qué evaluación hace de su paso por Seguridad?

-La evaluación positiva es que logramos objetivos que para muchos eran inalcanzables, como equipar a la Policía, participación comunitaria, tener mayor presencia en las calles y empezar a trabajar en un flagelo que es la violencia.

-¿Y qué fue lo negativo?

-Que no pudimos evitar delitos como las violaciones.

- Hay una idea de que va a estar en Desarrollo Humano, pero con un ojo en Seguridad.

-Vamos a trabajar juntos. Vamos a estar los dos con los ojos compartidos.

-¿Eso no le puede quitar poder y autoridad a Carlos Aranda?

-No, porque lo vamos a hacer también con el ministro de Salud y con el director de Escuelas.

-¿Pero la Policía a quién le responderá?

-Responde a un equipo de gestión del que él formaba parte y ahora es el ministro. Él asumió la responsabilidad de conducir y tiene que conducir. Sé que lo va a hacer bien, pero como parte de un equipo.

-¿Qué evaluación hace del Gobierno?

-Han sido dos años difíciles y el Gobernador ha trabajado incansablemente. Si evaluamos el nuevo equipo de ministros, los cambios son saludables porque podemos revertir muchas de las situaciones.

-¿Se puede revertir la imagen negativa?

-Creo que hay que trabajar en revertir la imagen que la sociedad tiene de la gestión y después cada uno individualmente podrá tener acciones en cuanto a su imagen.

Comentá la nota