Las ciudades de Luján y Chartres sellan un “pacto de amistad”

Entre Luján y la francesa ciudad de Chartres hay miles de kilómetros de distancia y varios siglos de historia
Pero ambas urbes tienen varios puntos en común que ahora buscan potenciar.

A través de sus respectivos gobiernos, las ciudades de Luján y la francesa de Chartres establecieron relaciones bilaterales al sellar un “pacto de amistad” como paso previo de un acuerdo de hermanamiento entre ambas urbes.

Por este motivo, la intendenta Graciela Rosso recibió el sábado a la mañana al intendente adjunto de Chartres, Patrick Geroudet, quien permaneció en esta ciudad -en el marco de una visita oficial promovida por la Dirección de Asuntos Internacionales de la Municipalidad- hasta la noche de ayer martes cuando fue despedido en una ceremonia llevada a cabo en el Cabildo.

Con matices, Chartres y Luján tienen varios puntos en común. El más importante de todos es que ambas ciudades son consideradas centros de turismo religioso.

Ubicada a unos 80 kilómetros de París y con una población de unos 45 mil habitantes, la capital del departamento de Eure-et-Loire cuenta con una catedral de estilo gótico muy parecida a la Basílica Nacional que la convierte en un punto de atracción para la grey católica y museo con colecciones de arte sólo superada por el Louvre.

La visita del intendente adjunto Geroudet comenzó cuando fue recibido en la Sala de Situaciones de la casa municipal por la jefa de la comuna, algunos funcionarios, el arzobispo Agustín Radrizzani y el vicario Jorge Bruno.

Geroudet hizo una presentación de Chartres mediante la proyección de imágenes en una pantalla gigante que en muchos pasajes dejaron a los anfitriones con la boca abierta.

EL PESO DE LA HISTORIA

Respaldado por siglos de historia y con proyectos a largo plazo que son sostenidos como políticas de Estado gobierne quien gobierne, Geroudet mostró toda la potencialidad que tiene su ciudad no sólo únicamente en materia de desarrollo turístico sino también a nivel productivo, social, cultural y hasta medioambiental.

El mandatario comunal europeo expuso los logros conseguidos a partir de distintos emprendimientos dirigidos a la promoción de una ciudad milenaria que se jacta de poseer como principal patrimonio un santuario católico milenario y de los más relevantes de la época romana.

Pero además, Chartres es considerada la “capital del perfume, del mosaico y de la luz”. En este último aspecto, la intendenta Rosso se mostró particularmente interesada cuando Geroudet mostró imágenes de los principales edificios y sitios históricos iluminados de manera artística con llamativos colores que atraen en septiembre a miles de visitantes.

Georudet también hizo referencia a la zona industrial de 500 hectáreas que tiene Chartres para el desarrollo de alta tecnología y como polo para la industria cosmética. Habló de planes para el futuro y la forma de mantener un equilibrio con las afueras de París donde viven 11 millones de personas.

Al finalizar este primer contacto protocolar, Rosso admitió que ante lo visto “podemos aprender mucho de la organización” y se comprometió en hacer hincapié en el turismo religioso debido a “que es parte importante de nuestro trabajo como ciudad”.

“No tenemos 2.000 años de historia pero Luján tiene otros temas en los que queremos profundizar nuestra relación con Chartres y que tienen que ver con la cultura, la producción junto a la universidad, la Provincia y Nación en el desarrollo de un polo agro-alimentario. Va hacer muy interesante seguir analizando otros temas para trabajar en forma conjunta”.

Por su parte, Geroudet devolvió gentilezas al señalar que “Chartres tiene mucho para aprender de Luján”, al tiempo que sostuvo que las dos ciudades “presentan similitudes en cuanto a la problemática en el desarrollo de los museos y su proximidad con las capitales de cada país” y sugirió apuntar al turismo cultural y al turismo vinculado con la naturaleza. Rosso, en tanto, recordó que el turismo en Luján se apoya en cuatro aspectos: religioso, histórico, cultural y rural.

Antes de intercambiar algunos regalos, el arzobispo Radrizzani remarcó: “Nosotros tenemos la tierra y los habitantes pero ustedes planifican en forma más armónica por los siglos de cultura. En cambio, nosotros hacemos todo de modo más primitivo”.

AGENDA CARGADA

La visita oficial y “misión exploratoria” del intendente adjunto fue intensa durante los cuatro días que permaneció en Luján. Al término del recibimiento en la Municipalidad, almorzó con la intendenta en un restaurante en las afueras de la ciudad.

Por la tarde, presenció las actividades llevadas a cabo frente a la plaza Colón en homenaje a la mujer. Posteriormente, asistió a un breve acto con autoridades de la Sociedad Francesa

El domingo fue testigo preferencial de la inauguración de una sala en honor a Chartres en la Casa de Ameghino. Luego, conoció el casco histórico y turístico, visitó el Cabildo, los museos, almorzó en la localidad de Carlos Keen. Por la noche, recorrió las calles y la zona afectada a la peregrinación, subió a una de las torres de la Basílica.

El lunes efectuó una visita guiada al santuario y por la tarde estuvo en la procesión náutica. Ayer, tenía previsto visitar el tambo “La Clarita”, la planta piloto de la UNLu, entrevistarse con el rector Osvaldo Arizio, autoridades académica y funcionarios municipales para finalizar en horas de la noche en el Cabildo, instancia en que Geroudet iba a hacer un balance de su estadía y donde la intendenta le entregaría el escudo de la ciudad.

Comentá la nota