"Los ciudadanos no nos eligen para quejarnos"

El diputado nacional electo Horacio Quiroga reapareció como parte de su gira antes de asumir su banca, en un acto realizado en Junín de los Andes. Contestó elípticamente críticas hechas también elípticamente por Sapag. Y sostuvo que la UCR es la alternativa al MPN.
Horacio Quiroga no eludió las recientes críticas que el gobernador Jorge Sapag hizo contra dirigentes políticos de la oposición al MPN. Fiel a su estilo, Sapag había esbozado el argumento de que criticar de afuera es fácil, lo difícil es gobernar. No había nombrado adversarios, tal vez para no agrandarlos. Quiroga contestó de la misma manera. No nombró a nadie, pero dijo que los gobernantes no son elegidos para quejarse o dar excusas, sino para gobernar.

"Los ciudadanos no nos eligen para quejarnos ni para dar excusas. Nos eligen para gobernar y cuando a uno le toca gobernar, no se puede flotar, hay que tomar decisiones sin pensar en los costos políticos", dijo el diputado.

Quiroga encabezó en Junín de los Andes el acto de inauguración de la nueva sede del Comité Radical. El local partidario llevará el nombre de Don Cipriano "Chipi" Labadie, un viejo militante de esa localidad, quien estuvo presente, con sus 93 años a cuestas. La ceremonia tuvo, así, una emoción muy singular.

"Los hombres de la Unión Cívica Radical hemos demostrado capacidad de gestión. Hemos demostrado seriedad y no apelamos a la prepotencia sino a la racionalidad", dijo Quiroga, remarcando que "el radicalismo representa a la oposición constructiva en la provincia".

En su visita a la zona Sur, el diputado nacional electo recordó que en los últimos comicios legislativos la UCR se impuso tanto en San Martín como en Junín de los Andes, localidad en la que también triunfó en las elecciones de 2007.

"Esto sucede porque nuestros comprovincianos ya nos consideran como una opción seria de poder, representamos a la fuerza que puede poner fin a casi 50 años de gobiernos del MPN", dijo el dirigente. Señaló que en las elecciones del 28 de junio "quedamos claramente posicionados como la segunda fuerza política en la provincia".

Y remató con contundencia: "no hay democracia posible sin alternancia en los gobiernos y en Neuquén lo único que ha cambiado son los apellidos pero el proyecto político siempre es el mismo. El 2011 representa un verdadero desafío para los radicales neuquinos e inevitablemente vamos a ser gobierno en la provincia", enfatizó Quiroga.

Comentá la nota