En la ciudad también se habla

Daniel Filmus entró solo al despacho del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que lo esperaba escoltado por su secretario general, Marcos Peña, y el jefe del bloque de PRO, Federico Pinedo. En lugar del portacedés con forma de bandoneón que le regaló el líder de PRO a la Presidenta el martes, Filmus le entregó un libro del dibujante Miguel Rep, publicado por Página/12. Allí Rep le había hecho un dibujo de la ciudad, en el que se resaltaban la cancha de Boca y la de San Lorenzo, los cuadros de Macri y Filmus. "Son los dos edificios más importantes de la ciudad", bromeó el senador porteño. Macri y Filmus discutieron sobre la ciudad y se cruzaron por las comunas y por la designación de Jorge "Fino" Palacios como jefe de policía. Macri lo defendió y dijo desconocer su libro, en el que omite a los 30 mil desaparecidos argentinos y la Shoá.
Macri convocó a Filmus como respuesta a una carta del senador K, en la que le reclamaba que el diálogo iniciado por Cristina Fernández de Kirchner se extendiera al ámbito porteño. "Tuvimos una larga charla sobre varios temas: el puerto, el traspaso de la policía –que el gobierno nacional se negó a darnos con fondos–, la autonomía de la Justicia porteña, el transporte. Quedamos en empezar a trabajar", informó luego Macri. Filmus le propuso armar una comisión con todos los partidos que tienen representación en la ciudad para discutir la presentación de leyes que aporten a la autonomía porteña y Macri aceptó. Le encargó a Pinedo que coordinara el grupo de senadores y diputados porteños.

El encuentro duró cerca de una hora y media. Al inicio, el jefe de Gobierno le contó detalladamente la reunión que había tenido con la Presidenta y tuvieron un intercambio de opiniones sobre los resultados del 28 de junio. "Macri enfatizó lo que significa que el gobierno nacional hubiera obtenido sólo el 30 por ciento de los votos y yo le planteé que el Gobierno de la Ciudad tuvo un 70 por ciento de porteños que le votaron en contra. La necesidad de diálogo tiene que ver con este debilitamiento del voto del PRO, que es una evaluación de la gestión", estimó luego Filmus ante Página/12. Sobre el traspaso de la policía, tuvieron las mismas diferencias que existieron en el encuentro con la Presidenta. Macri sostuvo que para traspasar la policía con fondos bastaba un decreto y Filmus respondió que debía ser una ley, discutida con los representantes de las otras provincias, cuyas policías no financia el Gobierno. El líder de PRO le encargó finalmente a Pinedo que estudiara el tema.

Filmus también le planteó que tendría que convocar a la elección de comunas en 2010 y se llevó un rotundo no. El jefe de Gobierno le contestó que no iba a hacerlo si no se reformula la normativa para recortar la cantidad de representantes por comuna. En rigor, la Constitución porteña es la que establece la cantidad de siete comuneros y el macrismo archivó al comienzo de su gestión la idea de llamar a una reforma constitucional.

El ex ministro de Educación mencionó el déficit porteño y le indicó su preocupación de que se traduzca en nuevos aumentos de impuestos. También le reclamó que mantuviera el presupuesto educativo y allí tuvieron un nuevo entredicho. El jefe de Gobierno afirmó que desde diciembre de 2007 les aumentaron 57 por ciento a los maestros y el sueldo docente llegó a 3020 pesos con dos cargos. Filmus le retrucó que el salario bajó en la tabla de posiciones a nivel nacional. Los dirigentes también disintieron en la inversión en obra pública. Discutieron por la financiación de los subtes y Filmus planteó "fijar prioridades para la zona sur". "Los de la zona norte también necesitan ver en obras para qué pagan los impuestos", le contestó Macri. Filmus le cuestionó la idea de un pulmón verde en la zona norte. "Lo del Central Park es una cuestión periodística", minimizó Macri.

Por último, Filmus discutió la designación del jefe de policía, imputado por el encubrimiento del atentado de la AMIA. "No sé lo de las causas judiciales, pero sí sé lo que dice el libro de Palacios", advirtió. "¿Qué dice en el libro?", preguntó Macri. "Desconoce el terrorismo de Estado", advirtió Filmus. "De ninguna manera lo vamos a sacar", zanjó el jefe de Gobierno.

Comentá la nota