"La ciudad sigue estando abandonada", dijo Grasso

Finalizado el conflicto municipal en Río Gallegos, el concejal Pablo Grasso aseguró que hay una falta de gestión y planificación municipal que termina afectando el estado de la ciudad.
El día después de que los afiliados al SEOM decidieran aceptar la propuesta del municipio y levantar el paro, comenzaron a surgir los análisis de diferentes actores políticos, como el concejal Pablo Grasso, quien dialogó con el programa "La Parada" y cargó contra la Municipalidad por la situación de Río Gallegos más allá del conflicto.

"La verdad que estuvimos muy preocupados por el largo conflicto y en realidad siempre dijimos y expusimos la falta de gestión municipal, porque pareciera que para muchos la ciudad está sucia por el conflicto municipal, cuando en realidad se agravó por el conflicto, ya que la ciudad sigue estando abandonada, las plazas siguen estando rotas y las calles siguen estando sucias por una falta de gestión municipal y de los directivos por tener una falta de planificación para los trabajadores, que en definitiva, siempre tuvieron la camiseta de Municipalidad, independientemente de quién esté en cada una de las áreas", aseguró.

Grasso también apuntó a los propietarios de los supermercados, afirmando que no toda la ciudad es municipal: "Esto va para los dueños de los supermercados o grandes empresarios, porque todavía no estaba pautado el aumento municipal y ya estaban remarcando los precios. Entonces, si se hace un esfuerzo de diferentes características, que aguanten un poco y traten de ver que la ganancia tiene que ser para todos, porque el esfuerzo que se hace del Gobierno provincial y nacional ahora con el tema de las nuevas asignaciones familiares, y el aumento del municipio, por más que sea poco, tiene que ser más equitativo en poder frenar un poquito el aumento de precios."

LA QUEMA DE CUBIERTAS

El edil también se refirió al proyecto de Gómez Bull que se presentó a comienzos de año y que tiene que ver con la idea de sancionar la quema de cubiertas.

Dijo que es por el medio ambiente y más que nada para garantizar el derecho al reclamo sin perjudicar al resto de las personas, porque sucedió que se quemaron cubiertas en lugares públicos, en plena Roca, en Casa de Gobierno y enfrente de la Municipalidad.

"Lo que nosotros marcábamos en su momento era empezar a marcar leyes de convivencia para poder respetar la privacidad y la libre circulación de las otras personas. En este caso, tuvo un veto la ordenanza y nosotros lo rechazamos porque creíamos conveniente crear un articulado o algo para que quede la normativa sola y poder encuadrar todo este tipo de metodologías en ese sentido y poder trabajar en la normativa mucho más adecuada", afirmó.

Entre otras cosas, dijo que la idea es poder crear una multa de estas características y poder regular la quema de cubiertas.

Comentá la nota