En ciudad santiagueña no venderán combustible a motociclistas sin casco

La intendencia de la localidad turística de Termas Río Hondo pidió a las estaciones de servicio que no expendan combustibles a los motociclistas que no lleven casco, en una singular acción para fomentar el uso de ese elemento de seguridad.
La medida no es compulsiva, y ya despertó cierta reticencia de los empresarios, que temen un descenso en la venta de nafta.

En Las Termas el índice de motociclistas heridos o muertos en accidentes -casi siempre sin casco protector- es bastante elevado, y por eso se está elaborando un proyecto de ordenanza para establecer la obligatoriedad del uso del casco, adhiriendo a la Ley Nacional de Tránsito.

Además de una campaña de concientización en respetar las normas de tránsito, el área de Tránsito le pidió a las estaciones de servicio solicitándoles que no expendan combustibles a los motociclistas que no usen cascos.

No obstante, los expendedores consideran que el pedido resulta "complejo", debido al "factor cultural de los termeños a resistirse a cumplir con las normas de tránsito".

Jorge Mukdise, representante de la firma Don Juan YPF y Esso 25 de Mayo, dijo que el tema ya fue abordado en la cámara de expendedores de combustibles de Santiago del Estero.

"Por más buenas intenciones, las estaciones de servicio no tienen poder de policía para hacer respetar las normas. Las Termas es una sociedad apática en cumplir las normas de tránsito y manifestó que hasta el mismo playero es víctima de malos tratos cuando se le pide al cliente que no fume o estacionen mal", consideró.

Agregó que tienen "una dinámica comercial y podemos colaborar con campañas de incentivo al cliente que use casco", pero "no imponer el cumplimiento de la normativa".

Por su parte, la Directora de Tránsito y Transporte de la comuna, Sandra Díaz de Brandán, advirtió que entre los motociclistas "no hay conciencia todavía y nos preocupa porque ya hubo personas que murieron o quedaron con alguna discapacidad a causa de no usar el casco".

Comentá la nota