“La ciudad se la reparten cinco o seis empresarios inescrupulosos”

Así se señala en un comunicado de prensa del Movimiento Libres del Sur de Mar del Plata. En la gacetilla titulada "De Acción Marplatense al Frente para la Victoria: con el adelanto, Pulti se convirtió en el nuevo delfín de Kirchner", se indica que “poco queda del supuesto Partido de la Ciudad, solamente el nombre, que habrá que ver si lo mantienen. Lo real es que el Intendente pasa a ser un peón mas del tablero del Gobierno Nacional.
De ahí el acercamiento de los operadores del Frente para la Victoria, en parte para cobrar la gran inversión que recibe la ciudad en obras de parte del Ministro De Vido, en parte para poder cerrar un acuerdo que le permita capitalizar a la estrategia del oficialismo los votos de un intendente en gestión. Pero los problemas siguen ahí, irresueltos”.

Y se recalca que “los barrios humildes siguen sin infraestructura básica, la salud sin el mejoramiento tan prometido, el transporte deplorable, las tarifas siguen aumentando, el puerto sigue paralizado productivamente, el problema habitacional sin vistas reales a solucionarse mas allá de los continuos y repetidos anuncios, la ciudad se la reparten cinco o seis empresarios inescrupulosos ante la mirada despreocupada del Honorable Concejo Deliberante, la desocupación en Mar del Plata comienza a sentirse cada vez más”.

A reglón seguido, se asegura que “las encuestas no manejan todas las variables. Habrá festejado Pulti junto a Artime y sus funcionarios el mezquino adelantamiento de las elecciones del Gobierno Nacional. La simplista lectura de encuestas respecto a las fuerzas de la oposición tradicional de Mar del Plata (UCR y Coalición Cívica, el PJ ya es capital de Acción Marplatense) generará en el partido oficial una sensación de triunfalismo anticipada”.

En tal sentido, se remarca que “mala lectura y muy sesgada de tradicionalismo político, pues olvida el nuevo Frente para la Victoria, que las nuevas representaciones viajan por otro carril, no tan vinculado al encuestarismo o los aparatos electorales, sino mas bien vinculadas a las problemáticas de la gente no tan adeptas a las impresentables maniobras especulativas de los partidos tradicionales. Es verdad que la oposición conservadora de Mar del Plata, representada por los partidos tradicionales como la UCR y el neo radicalismo de Carrió, no cosechan buenos números en las encuestas, y que sus conflictos internos no le permitirán resolver en tan poco tiempo una estrategia electoral. Pero también es verdad que en la ciudad ocurren cosas que las encuestas no registran”.

“Guste o no a la política tradicional, existen fuerzas que van gestando su representación por fuera de la disputa espuria de lo electoral; fuerzas políticas que poseen dentro de si una capacidad que los partidos tradicionales no: capacidad de transformar el debate social en debate político, y capacidad de afrontar los desafíos con reflejo y participación, capacidad de gestar nuevas representaciones que expresen, con autonomía y crítica constructiva, la necesaria renovación política. Y es desde esta capacidad que, tanto en la Provincia de Buenos Aires, como en la Ciudad de Mar del Plata, el progresismo dará la lucha electoral, a pesar de la ‘avivada’ de algunos nuevos adeptos a un gobierno que quiere retrasar y perjudicar la calidad institucional”, se agrega.

“No miden las encuestas estas variables, pero existe, en este nuevo escenario, el espacio político, que tanto el Neo-Kirchnerismo de Acción Marplatense, como la oposición conservadora de la UCR y la Coalición Cívica son incapaces de representar. Ahí entonces nuestro desafío, de demostrarle a la gente que, a pesar de este ‘apriete’ que realiza el oficialismo tanto nacional como local, generaremos una opción para todas y todos aquellos que no se sienten representados ni por el Kirchnerismo, ni por la oposición destructiva. ¿Será que Acción Marplatense-Frente para la Victoria tiene miedo que la crisis le estalle en la cara si las elecciones fueran en octubre? Pocas horas tiene que esperar Pulti para ver que esta nueva fuerza emergerá en la disputa electoral. Repudiamos la maniobra oportunista, pero aceptamos el desafío… Mar del Plata se merece algo mejor, perdón… lo mejor”, finaliza el texto.

Comentá la nota