En la Ciudad, quitan la seguridad privada de 21 escuelas por falta de presupuesto

De todas formas, desde el Gobierno porteño aseguraron que aquellos establecimientos educativos que quedan en las zonas más inseguras de la Capital el servicio no fue retirado. Quejas de padres y docentes
En la ciudad de Buenos Aires, 21 escuelas públicas se quedaron sin seguridad privada debido a que el Gobierno porteño decidió suspender este servicio por falta de presupuesto, una medida que ya genera polémica debido a que esta materia es uno de los puntos donde la ciudadanía reclama mayor acción.

Hasta hace dos semanas, eran 111 las escuelas porteñas que tenían vigilancia durante las 24 horas, nocturna para evitar los robos y diurna para cuidar a alumnos y docentes. Sin embargo, la cantidad debió reducirse por la situación financiera que atraviesa la Capital.

"El dinero no alcanza, y ya estábamos en rojo con las empresas de seguridad. Bajamos de 111 a 90 las escuelas con seguridad privada, principalmente donde el agente hacía funciones más de portero que de vigilancia. Pero las 35 que están en la zona sur, la más crítica en términos de inseguridad, siempre estarán cubiertas", explicó el subsecretario porteño de Seguridad, Matías Molinero.

En términos numéricos, la Ciudad reduce en $272.160 los $1.386.720 que pagaba por mes en materia de seguridad privada para las escuelas, teniendo en cuenta que se abonaba $18 por hora/hombre, lo que equivale a $12.960 mensuales por establecimiento.

Sin embargo, padres y docentes se están reuniendo para que el servicio que otorgaba el Gobierno de la Ciudad vuelva a instalarse. De hecho, según informó el Ministerio de Seguridad, "seis o siete escuelas" volvieron a tenerlo luego de habérselo sacado, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota