En la Ciudad, por primera vez, menores de edad detenidos fueron alojados en un centro especial

Los jóvenes, de 14 y 17 años, fueron detenidos ayer por tenencia de arma de fuego, la cual arrojaron mientras corrían luego de que un oficial les pidiera que se detengan. Uno ya fue liberado
Dos menores de edad detenidos en flagrancia ingresaron ayer al nuevo centro especial de alojamiento de niños, niñas y adolescentes de la ciudad de Buenos Aires, que se utiliza así por primera vez desde su inauguración en octubre.

Los menores detenidos intentando o cometiendo algunos de los delitos que se juzgan en la ciudad de Buenos Aires ya no serán trasladados a comisarías hasta que un juez resuelva su situación, sino que lo harán en el Centro de Identificación y Espera de Niños, Niñas y Adolescentes, ubicado en Tacuarí 138 de esta Capital.

Los menores de edad, de 14 y 17 años, fueron detenidos ayer poco antes del mediodía en las cercanías de las avenidas Beiró y General Paz, barrio porteño de Devoto, por tenencia de arma de fuego que arrojaron mientras corrían tras que un oficial les pidiera que se detengan.

Las detenciones se produjeron cuando la responsabilidad penal de los menores de 16 años volvió al centro del debate, tras el homicidio del camionero Daniel Capristo, ocurrido la semana pasada en la localidad bonaerense de Valentín Alsina.

Luego, el menor de 14 años fue retirado por su madre ya que es inimputable, mientras que el chico de 17 años continuaba ayer por la noche alojado allí hasta que se determine si fue él quien arrojó el arma en la huída y si ésta estaba en condiciones de ser disparada, para lo cual el fiscal contravencional porteño Luis Duacastella ordenó una pericia de rastro.

El fiscal explicó que desde octubre hasta ayer no hubo detenidos en el nuevo centro ya que solo se puede llevar allí a los menores que son detenidos en flagrancia por alguno de los 13 delitos que tiene a su cargo la justicia de la ciudad. Entre esos delitos, los que más cometen los menores son lesiones en riña, daños y portación de armas.

Comentá la nota