La Ciudad podrá emitir deuda para subtes, vivienda y hospitales

La Ciudad podrá endeudarse por un monto máximo de US$ 380 millones para finalizar los trabajos de extensión de las líneas A, B y H de subterráneos. La Legislatura porteña se aprestaba a aprobar anoche un proyecto del Poder Ejecutivo que lo autoriza a pedir créditos para los trabajos. Por otra parte, los legisladores iban a autorizar un listado de obras que el Gobierno porteño podrá realizar con el Fondo de Infraestructura Social (FOISO), una suma de $ 914 millones que también se financiará con créditos.
La Ley que permitiría reactivar la expansión de los subtes, autoriza al Ejecutivo a contratar un préstamo financiero con la Corporación Andina de Fomento por hasta US$ 80 millones, con un plazo de amortización mínimo de ocho años más dos de gracia. La garantía como resguardo de repago serían los fondos de la Coparticipación Federal de Impuestos.

Además, la ley permite que el Gobierno porteño emita títulos de deuda por hasta U$D 300 millones, con un plazo mínimo de tres años. En este caso, el pago o aval será el Fondo Permanente para la Ampliación de Subterráneos, creado por la Ley Nacional 23.514.

"Continuar con las obras de ampliación y mejora de los subtes de la Ciudad es imprescindible para su desarrollo -afirmó el diputado Alvaro González (PRO), presidente de la Comisión de Presupuesto-. Es vital poder disponer de una adecuada herramienta financiera con el fin de encarar la extensión de un medio de transporte tan fundamental para los porteños".

Esta ley permitirá continuar las obras del subte, que en los últimos meses estaban casi paralizadas. Así, la línea A que hoy va de Plaza de Mayo a Carabobo podrá sumar las estaciones Flores y Nazca. La B, que va de Alem y Corrientes hasta Los Incas, se extenderá hasta el corazón de Villa Urquiza, con las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas, a la altura de Monroe. Mientras, la línea H que ahora va de Caseros a Once, llegará hasta Parque Patricios y contará con la estación Corrientes, que conectará con la línea B.

Por otra parte, ayer la Legislatura iba a aprobar el reemplazo del Anexo de la ley 2.570, que creó el FOISO, por otro con las obras sociales a las que deberán destinarse los $ 914 millones del fondo. Por caso, establece que $ 100 millones irán para el Instituto de la Vivienda. También habrá fondos para el desarrollo de la infraestructura de la red pluvial, que evitará inundaciones; para la refacción y equipamiento de hospitales, y para la puesta en valor de parques como la Reserva Ecológica o el Botánico.

Tanto las obras del subte como el FOISO marcarán el estreno de la suspensión de la adhesión al Régimen de Responsabilidad Fiscal Federal, que significa que la Ciudad ahora puede endeudarse sin aval del Gobierno Nacional.

Comentá la nota