La ciudad natal del gobernador es récord en mortalidad infantil

La ciudad natal del gobernador es récord en mortalidad infantil
Según un informe firmado por el director del Hospital Las Mercedes, en los primeros meses de 2009 se registró una mortalidad fetal y neonatal cuatro veces más alta que la media nacional. El mandatario, Arturo Colombi, busca la reelección.
"En marzo de este año atendí un parto y el feto nació muerto. Cuando se lo comento a la encargada del área Defunciones de la municipalidad, me dice: ‘No se amargue, doctorcito. Usted no es el único al que se le muere un bebé; este año ya nos pidieron un montón de ataúdes pequeños". Julián Dindart es pediatra y durante cinco años fue viceministro de Salud de los gobiernos de Ricardo y Arturo Colombi. Actualmente es concejal en Mercedes, la tercera ciudad más importante de Corrientes y pago chico de los primos que controlan los destinos provinciales desde hace ocho años.

Dindart comenzó a investigar las historias clínicas y llegó a una conclusión escalofriante: en el último año unos veinticinco fetos con edades gestacionales avanzadas y neonatos murieron por causas que pudieron evitarse. Según un informe oficial firmado por el director del Hospital Las Mercedes, durante el primer cuatrimestre de 2009 en el departamento mercedino se registró una mortalidad fetal y neonatal cuatro veces más alta que la media nacional.

Para Dindart, esta situación guarda estrecha relación con el desmantelamiento del Plan Nacer, un programa que reparte 430 millones de dólares para la atención de las embarazadas y los niños hasta los seis años en todo el país.

"A principios de 2008, el gobierno de Arturo Colombi desmanteló la estructura que habíamos armado y echó a los agentes de salud que trabajaban en los barrios carenciados haciendo el seguimiento de la población en riesgo", explicó Dindart, responsable de organizar el programa preventivo que en Corrientes ya distribuyó más de 40 millones de pesos desde su implementación.

"La sala está cerrada o no atiende el médico, el hospital está arancelado, se dejó de vacunar, se suspendió el suministro de leche y las mujeres y sus hijos no reciben la atención adecuada porque se desmembró el sistema de atención primaria en toda la provincia", describió el especialista.

Otro dato epidemiológico que muestra el deterioro del sistema de salud es el incremento sensible de la desnutrición. Según datos relevados en los centros de atención primaria mercedinos, el 40% de los chicos menores de cinco años tiene bajo peso y estatura. "La cifra se puede extrapolar al ámbito provincial porque la situación en la zona del Gran Corrientes es mucho más grave", agregó Dindart.

En diálogo con Crítica de la Argentina, el jefe de Gabinete y responsable del área social del gobierno, Carlos Fagúndez, admitió que "la crisis impactó en los sectores más vulnerables" y que "la situación social más preocupante se registra en el Gran Corrientes", pero consideró que las denuncias "forman parte del clima preelectoral que se vive en la provincia, donde el próximo 13 de septiembre se elegirá gobernador.

UNA HISTORIA, TODAS LAS HISTORIAS. "Le íbamos a poner María Antonia, como mi mamá, pero se nos murió a mitad de camino", relata entre sollozos María Itatí Moreira, una correntina de 39 años que sobrevive en una casilla de chapa ubicada en las afueras de Mercedes, junto a su compañero Carlos Pera y los cuatro hijos del matrimonio.

El 5 de junio, cuando cursaba la 39ª semana de gestación, María comenzó a sentir dolores y tuvo las primeras pérdidas. "Como la doctora de ella no estaba, nos atendió otro que no sabía los problemas de salud de mi señora", explica Carlos. En la libreta sanitaria puede leerse que la mujer tuvo pérdidas desde la 30ª semana y que en los últimos tres meses de embarazo bajó cuatro kilos. "No tenía fuerzas para pujar, yo sentía que mi hijita estaba saliendo, pero yo no la podía ayudar porque me sentía muy débil", recuerda.

"Esto demuestra que su estado nutricional era deficiente al momento del parto y que debió recibir una atención especial desde el momento que se le detectó la baja de peso justo en el último trimestre del período gestacional, cuando la curva en condiciones normales es ascendente", explicó un médico del hospital que solicitó reserva de su nombre.

La bebita nació muerta y fue anotada como defunción fetal. Luego de los trámites, la familia recibió el cuerpito y lo enterró en el cementerio municipal.

La familia Pera debió contar con la asistencia del Plan Nacer, pero desde el año pasado "los agentes de salud que controlaban a los chicos dejaron de venir y desde entonces tenemos que ir al hospital cada vez que necesitamos algo", relata Carlos.

"Casos de fallecimientos de fetos y recién nacidos 2008- 2009" es el asunto del expediente 3.775/09 fechado el 15 de julio. Allí se detallan los datos surgidos de los informes brindados al Concejo Deliberante por el Hospital Las Mercedes y el registro civil local sobre las defunciones registradas en el último año. Según el informe –al que Crítica de la Argentina accedió en forma exclusiva–, sólo en el primer cuatrimestre de este año hubo una mortalidad del 3,5% entre neonatales y fetales. La tasa promedio en la Argentina –de acuerdo con los datos de la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación– es de nueve fallecimientos por cada mil nacimientos (0,9%). "Nosotros vamos a solicitar un nuevo informe en la próxima sesión del Concejo para que se ratifique la información que nos suministraron, porque si estas cifras se confirman, estamos en presencia de una tasa que cuadruplica la media nacional", expresó Dindart.

Para Adrián Casarrubia, asesor legal del cuerpo legislativo, "esto amerita una ineludible investigación judicial penal para determinar si existen responsabilidades de las autoridades del sistema de alud en los fallecimientos".

PLAN NACER. El Plan Nacer es una iniciativa impulsada por el ex ministro de Salud Ginés González García, con la asistencia del Banco Mundial, que consiste en el financiamiento de incentivos destinados al sistema público de salud para la atención de embarazadas, neonatos y chicos de hasta seis años que no cuentan con obra social. El plan –que tiene un presupuesto de 430 millones de dólares– está en plena ejecución y prevé dar cobertura, hasta 2011, a unos 700.000 beneficiarios de todo el país.

Corrientes tiene unos 65.000 inscriptos en el Plan Nacer por los que percibe una cápita promedio de 30 pesos mensuales. Desde que comenzó su implementación, la provincia recibió más de 40 millones de pesos.

"El dinero llega siempre y cuando se cumplan las metas sanitarias acordadas, pero como en la provincia los indicadores sanitarios están en franco retroceso, empezaron a dibujar las estadísticas vitales", denunció Dindart. Y agregó: "Colombi aprieta a los intendentes de las comunas que no reportan a su proyecto político, quitándoles el apoyo de la infraestructura sanitaria".

Comentá la nota