En la Ciudad, ya nadie le teme a Macri y hacen cola para enfrentarlo en 2011

Solanas, Lavagna, Filmus, Telerman, Pérez y Murphy se anotan en la pelea.
1.007.729. Mauricio Macri tocaba el cielo con las manos la noche del 24 de junio de 2007. La Ciudad se rendía a sus pies y Néstor Kirchner, por entonces amo y señor de la política argentina, descubría el primer adversario rumbo a 2011. Nadie podría determinar hoy cuántos de aquellos votos podría resignar el jefe de PRO si volviera a dar pelea en el distrito porteño ahora que su Gobierno está acorralado por el escándalo del espionaje. Pero son sus propios opositores los que comienzan a darle señales de que los tiempos cambiaron: ya nadie parece tenerle miedo. Peor aún: hacen cola para enfrentarlo.

El menú de candidatos ofrece algunas sorpresas. Desde dirigentes que parecían pasados de moda y que estaban marginados del catálogo de los analistas, hasta otros que hasta hace poco no se conformaban con menos que gobernar el país. En la discusión también se sumergen bonaerenses ávidos de demostrar que están capacitados para dejar su huella en la Ciudad.

Aquí están, estos son, los que se anotan en la grilla a dos años del paso por las urnas:

Fernando "Pino" Solanas. El líder de Proyecto Sur dio un batacazo el 28 de junio y fue segundo en la elección para diputados por la Capital. Quedó a pocos puntos de Gabriela Michetti y en su entorno, desde ese día, lo apuran para que renuncie a ser opción presidencial. "Podemos ganar. Sería histórico", le susurran. ¿Qué dice Pino? "Si tengo que ser jefe de Gobierno, lo seré. Iré donde sea más útil para un proyecto nacional". El cineasta ve el hueco: "Macri perdió credibilidad y pasa de un escándalo a otro". Define dónde se postula en seis meses.

Roberto Lavagna. "Sería un candidato excelente porque Mauricio se cae", contaron varios peronistas que mantuvieron un encuentro con el ex ministro y que se mueven con el guiño de Eduardo Duhalde. El ex presidente juega a dos puntas: es cierto que lo ve con chances pero a la vez apuesta a condicionar a Macri y su eventual opción presidencial. Lavagna no ha dicho una palabra. En la campaña de 2007, cuando era delfín presidencial de la UCR, Macri lo tentó para un acuerdo. El economista ni siquiera le contestó.

Daniel Filmus. En una elección que muchos no preveían, en 2007 llegó al balotaje con Macri y arañó el 40% de los votos. Podría ir por la revancha y ya negocia con el sabbatellismo, el ibarrismo, el socialismo y sectores afines al Gobierno y a Pino Solanas. "Si soy la mejor alternativa asumiré la candidatura", confía.

Jorge Telerman. Otro que se ilusiona con la revancha. "A Macri lo endiosaron por un discurso irresponsable y mágico", afirma. Quiere formar parte de la renovación del peronismo, aunque considera que para ganar la Ciudad hay que confluir con parte de la UCR y el socialismo. En febrero o marzo podría lanzar su campaña.

Adrián Pérez. El diputado nacido en Azul se lanzó con el apoyo de Elisa Carrió. "Estamos para expresar a aquellos que se han sentido defraudados por la gestión improvisada e inoperante de Macri", sostiene. Recorrerá barrio por barrio de aquí a 2011. Carrió, que tropezó en junio pero mantiene buen vínculo con los porteños, lo acompañará en cada visita. "Queremos una Buenos Aires progresista, moderna e inclusiva", propone Pérez.

Ricardo López Murphy. En el cumpleaños 40 de la ex macrista y actual cobista Cynthia Hotton, el dirigente de Adrogué se encontró con Julio Cobos y hablaron largamente. Se volvieron a ver a solas y hasta programaron una nueva cita. Cerca de Cobos lo ven como opción para desafiar a Macri y el economista está entusiasmado. Antes, desde ya, deberá dar un salto grande en las encuestas.

Comentá la nota