*La "ciudad judicial" suma críticas por sobreprecios

*La "ciudad judicial" suma críticas por sobreprecios
Es posible que los diputados condicionen la aprobación de un crédito para terminar la primera etapa (140 millones) a que los funcionarios judiciales den explicaciones y se comprometan a devolver la plata. No se descarta que se obligue a replantear costos a la empresa constructora (Riva SA).
El pedido de aval para tomar un crédito por 140 millones de pesos para financiar la construcción del edificio de la "ciudad judicial" encontró dificultades para avanzar en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados neuquina, ya que la obra en cuestión recibió una lluvia de críticas por sus costos e irregularidades vinculadas, a tal punto que el diputado Marcelo Inaudi –uno de quienes presentó una denuncia penal por el tema- la llamó "monumento a la corrupción", el mismo mote que recibiera Yaciretá.

El pedido de autorización para tomar el crédito lo presentó el Ejecutivo provincial, pese a que la obra debe ser construida por el Poder Judicial con presupuesto propio, que ahora no es suficiente ni para agregar un ladrillo. El dinero provendría del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, para terminar la primera etapa de la obra. Pero antes, es muy posible que algunos funcionarios judiciales deban pasar a rendir examen ante los legisladores.

El presidente de la comisión, José Russo, sostuvo en este contexto que se convocará al funcionario "que haya que convocar" para que explique en detalle los costos de la edificación. Y los representantes de partidos de la oposición condicionaron su apoyo a la reformulación de los costos de la obra y el plan de inversión; la definición concreta de las obras que plantea el proyecto de ley; y el pago del préstamo por parte del poder Judicial.

Russo subrayó la responsabilidad del gobierno de no dejar a más de 200 trabajadores fuera del mercado laboral y mencionó que hay una denuncia penal en marcha por las sobrevaluaciones. Recordó que el "comitente" y "dueño" de la obra es el poder Judicial.

Su par de bancada, Carlos González, advirtió que los funcionarios judiciales podrían haber frenado la construcción en su carácter de administradores. "¿Se les pasó nueve meses esta estafa?", se preguntó el diputado del MPN.

Silvia De Otaño, del mismo bloque, calificó a los sobreprecios presupuestados de groseros y burdos; y se preguntó por la responsabilidad del poder Judicial "cuando hay una estafa de este calibre".

Marcelo Inaudi, de la Concertación, sostuvo que la ciudad judicial es un monumento a la corrupción y opinó que "semejante despilfarro de dinero es un desatino". Lo hizo tras presentar una planilla que contrasta los costos de mercado de los materiales de construcción utilizados para la obra con los valores efectivamente contratados.

El radical hizo notar sobrefacturaciones de hasta un 1000% en algunos artículos y aludió a la diferencia de costos que presentan los mismos materiales en la obra de la ciudad judicial respecto de las que se están ejecutando en Chos Malal y Cutral Co.

El peronista del ex bloque Alternativa, Hugo Goncalves, se pronunció a favor de terminar con la edificación, pero con la condición de que el poder Judicial pague el préstamo.

En definitiva: la obra seguirá, pero no a cualquier costo. Es posible que algo comience a cambiar en Neuquén, al menos en este sentido.

Comentá la nota