La Ciudad Judicial costará $26 millones más de lo licitado

Es por la actualización de los valores. El precio original de la obra era de 116 millones de pesos y ahora se calcula que rondará los 142. Para poder enfrentar la diferencia el Poder Ejecutivo solicitará un préstamo a un fondo fiduciario nacional.

La obra de la Ciudad Judicial costará alrededor de 26 millones de pesos más debido a la actualización de los precios desde su licitación en 2007.

Para poder continuar con la construcción sobre la calle Leloir de esta capital, el Poder Ejecutivo está tramitando un préstamo ante al Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional de la Nación, debido a que «por iliquidez en sus finanzas no podrá afrontar los pagos de certificados de obra que se generarán este año».

Para paliar la situación, el Poder Ejecutivo afectaría del Presupuesto Provincial 2009 la suma de 10 millones de pesos para pagar la redeterminación de enero y los certificados de obra de febrero, marzo y abril, las cuales están impagas por falta de recursos.

Esto surge según el nuevo plan de trabajo que se acordó entre la empresa contratista, Riva S.A., y el Poder Judicial, el cual fue publicado ayer como un acuerdo extraordinario del TSJ (Nº 4.395 del 6 de junio), el cual todavía no fue aprobado por el Ejecutivo.

Montos

El costo de la primera parte de la obra –que centraliza el Fuero Penal, los ministerios públicos y la infraestructura de servicios en 24.660 m2- fue valuada en 116 millones de pesos que iban a ser absorbidos la mitad en el presupuesto del Poder Judicial y luego, el otro 50 por ciento, correrían a costa del Poder Ejecutivo según convinieron al firmar el inicio de la obra.

El valor corresponde a agosto de 2007, base de contrato, pero fue actualizado a los precios de marzo de 2009 y fue re-expresado por el Poder Judicial en 142.731.503 pesos, 26 millones más que el cálculo original.

En concordancia con ello, el Poder Judicial incluyó en su presupuesto para el año 2009 el monto de $88.564.662 para afrontar los pagos que se originen en la obra, todo ello ajustado al ritmo de ejecución previsto en el Plan de Trabajo aprobado y en vigencia.

Ante el informe de iliquidez de la Provincia y la situación «imposible de ser prevista al momento de la licitación y adjudicación de la obra, y ante la incertidumbre de contar con los fondos comprometidos por el Ejecutivo, el Poder Judicial en forma conjunta con la empresa contratista se abocaron al estudio de distintas posibilidades de continuar con la ejecución de la obra al menor ritmo financiero posible y tratando de mantener el nivel de ocupación de mano de obra como hasta ahora», indica el acuerdo del TSJ.

Más tiempo

La reprogramación de la obra se pensó para mantener el nivel de mano de obra y no modificar la fecha de entrega del edificio. El nuevo Plan de Trabajos y Curva de Inversiones propuesto propicia alcanzar para fin de este año una ejecución del 43%, en lugar del 71% previsto en la oferta, con lo cual se reduce la inversión en el 28%, porcentaje que se acumulará a la ejecución originalmente prevista en el año próximo, para finalizar la obra en la fecha fijada contractualmente en agosto de 2010.

«Esta modificación implica ejecutar en el año 2009 el 30%, en lugar del 59% acordado contractualmente y que el Plan de Trabajos arroja una inversión proyectada para el ejercicio 2009 de alrededor de 33 millones de pesos, monto calculado a valores redeterminados al mes de marzo de 2009», dice el acuerdo del TSJ.

Con el fin de evaluar las condiciones acordadas y propiciar las adecuaciones necesarias las partes se reunirán nuevamente en septiembre para planificar el año siguiente.

Comentá la nota