La Ciudad investigará si el negocio de los ciudacoches está organizado

En uno de los operativos más grandes contra "trapitos", agentes del Cuerpo de Investigaciones Judiciales dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, junto con Policía y personal de la Agencia Gubernamental de Control, recorrieron los alrededores de River y labraron actas a 44 personas. Fueron filmados y fotografiados
Los ciudacoches aparecen cada vez que hay un partido de fútbol o un recital los alrededores de los estadios ya sea River, Boca o Vélez y también en las cercanías de la cancha de polo en Palermo.

Desde la Justicia y la Policía explican que uno de los problemas tiene que ver con cómo quedó redactado el artículo N° 79 del Código de Contravenciones. Este artículo señala que "quien exige retribución por el estacionamiento o cuidado de vehículos en la vía pública sin autorización legal, es sancionado con uno a dos días de trabajo de utilidad pública o multa de $ 200 a $ 400. Cuando exista previa organización, la sanción se eleva al doble para el organizador".

Sin embargo, el problema es demostrar que el trapito exigió el dinero, no que el dueño del auto le dio voluntariamente una propina y al ser supuestamente difícil de probar, muchas causas no prosperaban.

Para algunos fiscales en cambio, alcanza con que el cuidacoches reciba el dinero, por eso la importancia de las filmaciones y fotos.

Frente a ello, hubo intentos por regular la actividad. Durante la gestión de Aníbal Ibarra a 20 trapitos que trabajaban en los alrededores del Buenos Aires Lawn Tennis les dieron pecheras identificatorias y unos bonos de $ 2 o $ 5. Parte de lo recaudado iba para la Fundación Huésped y los hospitales Garrahan y Elizalde pero nunca se continuó, y quedó en la nada según informa el diario Clarín.

Hoy en día una ONG, Defendamos Buenos Aires, lleva juntadas más de 3.500 firmas para que se controle a los cuidacoches y propone que se los castigue con 30 días de arresto.

Comentá la nota