Ciudad grave: hay plan anticrisis (sin límites al Suoem, fracasará)

• Habrá jubilaciones anticipadas para reducir planta de personal • Los números ponen en evidencia el caos de la gestión de Juez • Anunciaron una moratoria para recuperar toda la deuda atrasada • Para ahorrar, limitarán horas extras y prolongación de jornadas.
Daniel Giacomino salió ayer a decir lo que debiera haber dicho mucho antes, incluso de sus afirmaciones en aquella de-

safortunada incursión por el atril presidencial, cuando cargó contra la herencia que le dejó su antecesor y, a renglón seguido, se enroló como "soldado de la Presidenta".

En una solicitada pública (ver página 7) hizo una cruda radiografía de las finanzas municipales, extenuadas por los asiáticos gastos salariales, producto del fuerte crecimiento de la planta en el período 2004-2007.

Este "presente griego" de su ex compañero de pensión queda en evidencia en una de las medidas anunciadas para encarar las serias dificultades, y que consiste en un régimen de pasividad anticipada y voluntaria, acordada con la Caja de Jubilaciones y el Ministerio de Trabajo.

El paquete de medidas supone contar con un poder político que parece desmentir su baja ascendencia en el Concejo Deliberante (le responden sólo 3 de los 31 concejales) y en el Tribunal de Cuentas (una de las cinco bancas del cuerpo), con el juecismo pintándose la cara para las elecciones y sus aliados políticos en la Provincia y la Nación, mirando el 28 de junio con preocupación.

Así y todo, la administración Giacomino aún no ha llegado al año y medio de gestión y la imagen del intendente es aún relativamente buena. Además, aun con relaciones de fuerza desfavorables, la Municipalidad está ahogada por los gastos en sueldos (70% del total de recursos, por lo menos) y si el achique de esta partida no lo hace el actual jefe comunal, deberá hacerlo el que viene, so pena de convertirse en un mero pagador de sueldos o con un destino más impiadoso todavía.

Sobre Juez

En 2004, la Municipalidad tenía un 10% de superávit operativo, que le permitió al entonces secretario de Economía, Daniel Semyraz, armar un fondo anticíclico de 30 millones, luego dilapidados. Cuatro años después, Juez cerró su gestión con un 14% de déficit, pese al sostenido crecimiento de los ingresos y sin que ninguna obra pública justifique ese rojo.

• Luego de la crisis 2001/2002, la obra pública municipal no superó nunca una dedicación del 10% de los recursos, tampoco en 2006, 2007 y 2008.

• Los pagos a Cliba se quintuplicaron entre 2004 y 2007, pasando de 2,9 millones a 14 millones mensuales.

• Desde 2004 se incorporaron 4.367 empleados nuevos, llevando el total a 10.103. Muchos con procesos penales pendientes, que van del robo calificado a estafas, recorriendo buena parte del arco de las figuras del Código Penal.

• Comparados el período 2000-2004 (Kammerath) con el 2004-2007 (Juez), se dio un incremento de más de 141.000 horas extra.

• Los aumentos de prolongaciones de jornadas desde 2002 representan casi 1.100% de nuevos beneficiarios, otorgados principalmente en el segundo semestre de 2007.

¿Y ahora?

• Implementación de un sistema de jubilación anticipada voluntaria acordada con el Ministerio de Trabajo y la Caja de Jubilaciones, aunque seguramente implicará un proceso político de resultado incierto.

• Convocar al Consejo Económico y Social (previsto por la Carta Orgánica, aunque se necesita de una ordenanza que lo reglamente) para crear un ámbito de propuestas y seguimiento de las acciones económicas que condicionan la gestión municipal.

• Blanqueo de construcciones no declaradas que se estiman en 5 millones de metros cuadrados.

• Recategorización de viviendas inscriptas erróneamente en categorías inferiores.

• Implementación de nuevos criterios de asignación de horas extra y prolongación de jornadas, destinándolas sólo para áreas esenciales y sujetas a un estricto control para su adjudicación.

• Cobro judicial de deudas por más de 200 millones de pesos.

• Eliminación de cargos en el funcionariado jerárquico del Ejecutivo, invitando al Concejo Deliberante y al Tribunal de Cuentas a sumarse a la medida.

• Cesantía de personal con antecedentes penales.

Comentá la nota