La Ciudad gravará a los capitales repatriados

En otro intento por diferenciarse de la Casa Rosada –tras la caída del acuerdo para repartirse los ingresos del juego en la Ciudad– el Gobierno porteño salió ayer a cuestionar la política impositiva nacional.
El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, aseguró que no acompañarán las medidas de blanqueo de capitales, sancionadas recientemente en el Congreso, y remarcó que tampoco se implementará una moratoria. “No compartimos esa filosofía. No estamos de acuerdo con ningún tipo de blanqueo de capitales ni de moratorias ni nada de eso”, señaló a El Cronista.

En ese sentido, confirmó que si se blanquean capitales en la Ciudad de Buenos Aires, “nosotros les vamos a aplicar los impuestos correspondientes”.

Grindetti negó, además, que el gobierno de Mauricio Macri esté contemplando lanzar una moratoria similar a la establecida por la Nación, pese a las dificultades que podría generar la crisis económica y financiera mundial. “No creemos que sea la forma de recaudar. Nosotros no perdonamos a los incumplidores. Jamás implementamos una moratoria, no está dentro de nuestro estilo”, enfatizó.

En sintonía con el ex titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad –quien en noviembre criticó con dureza el blanqueo y la amplia moratoria aprobada por el kirchnerismo–, Grindetti consideró que ese tipo de herramientas “destruyen la cultura tributaria y premian al incumplidor”. En cambio, explicó que en la Ciudad existe un plan de pagos con facilidades. “Es una financiación, de ninguna manera es un perdón”, aclaró. Y destacó el perfil de la AGIP, el ente recaudador porteño, que preside Carlos Walter. “Pese a no perseguirlos con escraches, la AGIP ha ido con éxito tras los evasores”, afirmó en una elíptica mención a Santiago Montoya, titular del ente recaudador bonaerense. Según dijo, en la Ciudad se redujo la evasión 4,5% en 2007/2008, que representan cerca de $ 400 millones.

Comentá la nota